sábado, 31 de marzo de 2007

Clásicos: "El tiempo en sus manos" (1960)

En la fotografía superior tenemos a Rod Taylor montado en una especie de artilugio, mezcla de trineo y jarrón chino, que le permitirá viajar a través del tiempo, hasta el infinito y más allá. La película de 1960 que realizó George Pal es recordada especialmente por una ingeniosa idea visual, la del paso de los años a través de los cambios en la moda femenina que va experimentando el maniquí de un escaparate. Una idea que se le ocurrió a su guionista, David Duncan.
También por materializar esa división de clases entre el mundo de los rubios y felices Eloi con el submundo de los siniestros y deformes morlocks. Desde 1899 hasta el año ¡802.701!, el científico George (Rod Taylor) irá topándose con el devenir de las épocas y guerras en un relato que Herbert George Wells, especulando con la existencia de la cuarta dimensión, sincronizó con su momento, y también se anticipó, con nada disimuladas dosis de moralismo y advertencia. El protagonista, llamado George, en homenaje al novelista, será testigo de las dos guerras mundiales, más otra de nuclear, ficticia y fechada en ¡1966!

Morlocks y elois.
Los despreocupados y hedonistas Eloi serían como los herederos de las clases acomodadas, disfrutando de los placeres de la vida y la naturaleza, sin preocuparse ni mostrar inquietud por nada más, ni por el conocimiento, la superación o ni tan siquiera por mover un dedo para intentar salvar la vida de alguno de sus semejantes. Mientras que los morlock, habitantes del subsuelo, son los descendientes de sirvientes y obreros, dotados de una cierta “tecnología” e inteligencia, pero que no dudan en cebar a los eloi para que puedan servir de provisión para su despensa.
Por lo demás, el tiempo puede jugar buenas o malas pasadas. Aún conservando su encanto, el paso de los años ha dejado huella en la película y, vista hoy, quedan en absoluta evidencia algunas de sus sonrojantes escenas y tratamientos. La historia de amor que George vivirá con Weena (una inexpresivaYvette Mimieux) es tan blanda que debería estar prohibida a mayores de 12 años; o el traje plateado futurista que luce Filby hijo (Alan Young) en una de las escenas, es para partirse de risa.

Sin las horas contadas.
El mismo protagonista, un científico solitario y metido en sus experimentos, demuestra de repente que es un experto luchador y se lía a mamporros con sus enemigos hasta liquidarlos en un santiamén. Y algunos de sus efectos visuales son tan sencillos como colocar un par de bombillas rojas en los ojos de los morlocks, y que se encendían dándole al interruptor que los figurantes tenían en su cinturón. Ello, junto con sus simpáticas maquetas y trucos de efectos visuales no impidieron que ganara el Óscar a los mejores efectos especiales.
Pero la película de George Pal también posee una aureola especial que permite disfrutarla sin prejuicios, haciendo que buena parte de sus imágenes se mantengan en nuestras retinas, y obligándonos a suspender nuestra credulidad hasta lograr pasarle por alto todos estos detallitos.
Además, nos regala esa frase final tan entrañable que pronuncia el personaje de Filby padre (también Alan Young). Cuando la fiel criada de George, Mrs. Watchett (Doris Lloy) le pregunta a Filby si volverán a ver a George, éste responde: “Eso sólo podemos suponerlo. Él tiene… todo el tiempo en sus manos”.

P.D.: Hay otro guiño al autor de la novela. En la máquina del tiempo de la película se puede leer "Manufactured by H.G. Wells". Y les dejo con la música

Valoración: ( *** )

(*****) Obra maestra. Disfrute total.
(****) Me ha gustado muchísimo. ¡Una maravilla!

(***) Me ha gustado. Buena película, ¡si señor!
(**) Me ha gustado, pero con reparos.

(*) No me ha gustado, pero tiene sus "cosillas"
(●) No me ha gustado nada, pero si le apetece, usted mis@

20 comentarios:

Donnie dijo...

Hum me han hablado cosas completamente distintas de ella, tu estás en la parte positiva jaja!
No la he visto, pero algún día tocará!
Ayer vi Boogie Nights... menuda peli! jajaj algún día haré un comentario!!

Me gusta la música que pusiste!

Un saludo!

Cineahora dijo...

Donnie: Seguro que van a troncharte en algunos momentos, pero igual también te deja un recuerdo de esos inolvidables.
Respecto a "Boogie nights", la encontré muy irregular, aunque interesante. A mi me gusta de ella una secuencia, hacia el final, con un montaje paralelo y, si no recuerdo mal, con una música (con un toque mortuorio o de campandas de fondo, así, impacablemente) sonando.
Cuorisísima la música de Russell García, eh?

freddyvoorhees dijo...

Pues por ahi la tengo para verla, espero que, cuando llegue el día, pueda disfrutarla pese a esos elementos de envejecimiento que señalas...

Un saludete!

Cineahora dijo...

Freddyvoorhees: Me alegra comprobar que va volviendo a la vida social cinéfila-bloguera. Un saludazo !

Alfredo dijo...

felicitaciones!! por el cambio
me gusta como a quedado.
esta peli no la conocia..es siempre interesante encontrar algo nuevo
saludos
alfredo

Cineahora dijo...

Alfredo: ¡Gracias! A pesar de sus toques de ingenuidad, y en algunos casos bastante o muy ridículos, creo que esta película aún conserva su encanto.

Pol dijo...

Todo tiene que estar en su contexto especifico...Yo la vi en mi infancia y recuerdo que por su culpa el viajar en el tiempo fue uno de mis sueños incumplidos. Mucho mas que leer la mente o la telekinesia...mezclado en cockel en "Heroes".

Saludos1

Cineahora dijo...

Pol: También me marcó, hace muchos años, cuando la vi por primera vez. E incluso llegué a soñar que era yo el que salvaba esa sociedad de rubios holgazanes (y utilizo este adjetivo sin ninguna connotación moralizante), y me quedaba con la chica. Pero luego la revisas y... en algunos aspectos es tronchante.

espe dijo...

He visto que estás en los premios 20 blogs. Si agregaras tu blog a www.thehouseofblogs.com seguro que también alcanzarías un puesto alto en su ranking.

Rosenrod dijo...

Y no se le olvide la máquina... me parecía una delicia su diseño.

Un saludo!

Cineahora dijo...

Gracias, Espe. Y eso, a ver si escalo unos cuantos cientos de puestos en el ranking.

Rosenrod: Y la máquina, sí. Tan descacharrante como cautivadora. Y además, en su contexto victoriano, queda creíble e inmejorable. ¡Un saludo!

J.Álvarez dijo...

Un saludo desde El Bastión de los Sueños, y muchísimas gracias por el apoyo a mi web (y a mi persona). A pesar de la situación complicada que estoy atravesando (como explico en mi último post) en breve regresaré al ciberespacio con nuevos contenidos y fuerzas renovadas. Un saludo, y hasta pronto! :)

Cineahora dijo...

J. Álvarez: Un saludo y mis mejores deseos para usted. Ya sabe que estoy esperando con ganas su regreso. ¡Hasta muy pronto!

Alex dijo...

Oh, Oh... Dios. Acertada recuperación del un clásico.

Un buen ejemplo de cómo el exceso puede generar grandes películas si es bien canalizado. Una delicia. Una joya inmortal.

Su mayor virtud es que el tiempo se pasa volando al verlad. Como si nosotros mismos hubiesemos sido teletransportados por esa máquina imposible.

Mañana mismo respondo tu mail. Hoy, hotmail me hizo la puñeta cuando al ir a enviarlo y no tuve tiempo de repetirlo.

A ver si consigo tiempo estos días y doy mi opinión sobre las películas de Wong Kar-Wai, una gran debilidad mía.

Saludos.

Saludos

Cineahora dijo...

Álex: Es cierto. Con este clásico de los viajes en el tiempo, el tiempo pasa volando. ¡Mire que disfruté viéndola!, y ello pese a esos momentos de vergüenza ajena.

Y ya lo sabe, cuando esté a punto, vamos a por ese "especial" de bandas sonoras (le adelanto que entre mis "10" habrá alguna elección de lo más curiosa).

Mónica dijo...

Siempre me ha gustado esta película. Es de esas que te sigue dejando la sonrisa tonta.
Estoy de acuerdo en que en numerosas escenas ha quedado algo obsoleta, pero sigue teniendo magia. La maquina me encantaba, tiene un punto kistch genial!

Un abrazo

Cineahora dijo...

Mónica: ¡Tanto efectos visuales que hay hoy en día, y sin embargo el encanto de esa máquina perdura!

JohnTrent dijo...

Pues esta creo que la vi hace muchos años y no la recuerdo mucho, pero la que si recuerdo es aquella que estrenaron hace unos años con Guy Pearce y Jeremy Irons pasadisimo de rosca, como siempre que parece en pelis comerciales -recuerden Dragones y mazmorras, juajuajua-. Miedo me da verle en Eragon...

Cineahora dijo...

John Trent: Ese fue un 'remake' que me negué a ver. Y Jeremy Irons no es que esté mal en "Eragon" (aunque la película sí que sea mala). Pero, ¿qué se ha hecho de ese pedazo de actor que se llamaba igual que él?

Ramón Moreno Palau dijo...

Siento absoluta debilidad por esta pelicula,la he visto siempre en pases televisivos-no tuve la suerte de verla en la pantalla panoramica de un cine-y es un pelicula absolutamente subyugante,desde la maravillosa musica de los titulos de credito,hasta los divertidos efectos especiales-el maniqui que va cambiando de modelo y peinado mientras van transcurriendo los años-pasando por ese mundo "feliz"donde ingenuos jovenes de aspecto saludable y cabellos generalmente rubios comen,beben,bailan y se solazan en las aguas del rio-los ILOI-mientras siniestros mutantes de aspecto simiesco les esperan para darles un final aterrador,en pocas peliculas ha estado ROD TAYLOR tan convincente como en esta,en su papel de un idealista cinico-"la humanidad ya no sabe que inventar con tal de matar mas y mas rapido"espeta a uno de sus amigos que le sugiere que sus inventos podian ponerse al servicio de la causa del imperio britanico-toda la secuencia que transcurre en la biblioteca abandonada por aquellos infelices que creen que la vida es un eterno verano es absolutamente magistral-ROD TAYLOR cogiendo aquellos ejemplares llenos de polvo y viendo como se deshacen entre sus manos,mientras le espeta a un indiferente ILOI "SIGLOS Y siglos de sabiduria humana perdidos para que vosotros comais,bebais y ...baileis"-la pelicula es ideal para toda la familia y ideal para un sabado y domingo tarde y ademas es una pelicula que hace pensar y reflexionar