miércoles, 15 de agosto de 2007

Crítica: Ratatouille

A estas alturas, la Pixar no es precisamente una productora humilde y desconocida.
Al igual que los grandes estudios, también prepara minuciosamente sus blockbusters veraniegos o de la temporada. Grandes inversiones, planificados esfuerzos en la realización de los proyectos y enormes campañas de promoción . Nada que envidiar a otros, más bien al contrario, muchos son los que deben aprender y medirse con ella.
Y sin embargo, tiene la decencia (también gracias a este genio llamado Brad Bird) de ofrecer un producto, no por comercial y publicitado, que deje de resultar inteligente, imaginativo y cinematográficamente, muy bien hecho.
No como toda la ristra de blockbusters que he padecido durante las últimas semanas. Y eso va tanto por los que he visto como por los que me he negado a ver. Películas que confundían la aparatosidad o el ir acumulando efectos con ingenio o diversión asegurada. Que por el hecho, la mayoría, de ser secuelas de títulos populares anteriores creían que tenían por lo menos la mital del terreno ganado. O cuya mediocridad se incrementaba aún más cuando intentaban ofrecer algun viso de originalidad entre sus imágenes.

Finas ironías.

‘Ratatouille’ también es un blockbuster con todas las de la ley; un gigante que requiere ingresar en taquilla fabulosas cantidades de dinero para amortizar sus costes y asegurar la continuidad de futuros proyectos del estudio. Y no por ello es un guiso que de gato por liebre, sinó capaz de alimentar con solidez tanto a pequeños como a grandes.
Algunos de sus mejores ejempos están entre sus ironías argumentales. Una de ellas es la de presentarnos a una rata, Remy, habitante de las cloacas (animal que se asocia con la comida más putrefacta), y por cierto, un personaje nada cargante, como chef culinario de un exquisito restaurante, en horas bajas, de París.
Otra es la de atreverse a reñir, amistosamente y con el aplauso de los aludidos, a los críticos en un ejercicio final, a través del siniestro Anton Ego (crítico gastronómico y, por extensión, también cinematográfico o artístico), y su reflexión sobre la profesión de vilipendiador de restaurantes (que también podría ser el de películas). Y lo hace con mayor fortuna que el genio de Shyamalan donde en la (excelente) ‘La joven del agua’ también osaba introducir como personaje desagradable a un crítico de cine, en una ocurrencia que no sentó nada bien, sobre todo, a los cronistas especializados de EE.UU.

Elogio al respeto.

Y queda el disfrutar también de un Anton Ego que, en una escena prodigiosa, hallará su particular Rosebud en ese guisado en forma de Ratatouille, típico de la campiña francesa.
O de las sabias dosis de comedia que rememoran a los clásicos, con malentendidos, paranoias o esos torpes movimientos de Linguini, el chico de la basura aspirante, gracias a la mediación de Remy, a erigirse como nuevo rey de la cocina parisiense. Y un Linguini que recuerda a un Jerry Lewis o Peter Sellers en su mejor momento.
Y, como diría Gusteau, otro de los personajes del film, “cualquiera puede cocinar”. Una frase que, en el contexto de ‘Ratatouille’ lleva su sentido más allá, convirtiendo el film en un magistral elogio a favor del respeto entre razas, culturas o cualquiera que nos parezca ‘diferente’.
Una palabras que nos dicen que el talento puede proceder de una persona de cualquier parte o condición. En este caso llega de un estudio adinerado y poderoso, que ha logrado estar a la altura. Gracias Brad Bird, y Pixar, por recordarnos que el talento aún existe entre lo llamado comercial.

Valoración: ( ***** )

(*****) Obra maestra. Disfrute total.
(****) Me ha gustado muchísimo. ¡Una maravilla!

(***) Me ha gustado. Buena película,
(**) Me ha gustado, pero con reparos.

(*) No me ha gustado, pero tiene sus "cosillas"
(●) No me ha gustado nada, pero si le apetece, usted mism@

17 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Aunque a mí no me gustó tanto como a ti, la disfruté bastante.

Eso sí, yo también soy de los que piensan que La dama en el agua de Shyamalan es un joyita del cine fantástico.

Un abrazo,

Jesús David dijo...

Que ganas de verla, un día de estos me tengo que poner al corriente del cine que tengo muchas todavía pendientes (Ratatouille, Planet Terror, TMNT, Sigo como dios...). Cada una sé que me dará satisfacciones, unas más que otras, un día se forrarán los del cine conmigo. Creo que será este fin de semana :D

Un saludo!

JZ dijo...

Obra maestra?????????......es buena, me agradó, me divertí. Pero me costaría mucho definirla como una obra maestra.

Jesús David dijo...

Pues a mi no me cuesta, y lo confirmo. Obra maestra.

Cineahora dijo...

Paxton Hernández: No es para llevar la contrario, pero a mí el cine de Shyamalan cuando parece que menos gusta a la crítica y al público en general, más intesante lo encuentro. Filma magníficamente, y además logra hacer un tipo de cine fantástico muy personal.

Jesús David: Con los títulos que citas, me temo que vas a encontrarte con un poco de todo. Pero al menos siempre quedará esta obra maestra que es "Ratatouille".

JZ: Se suele abusar demasiado del concepto de obra maestra. En el caso de "Ratatouille" no sólo es perfecta en cuanto a técnica y animación, sino que trata unos temas desde una perspectiva genial y, lo más importante, desde una perspectiva distinta, innovadora.

Un abrazo.

BUDOKAN dijo...

Muy buena tu apreciación del film. Un verdadero ejemplo de que se puede hacer una película con alto valor artístico y que encima llene la taquilla. Saludos!

JOLLY HUMPER dijo...

Estupenda la animación de Pixar, una bonita historia, ternura,gatronomía y oh la-la! París.... y es que no podía fallar c'est parfait, c'est un petit bijou.
Me ha hecho tanta ilusión ver la pelicula como ver tu calificación, y es que no esperaba menos.

Saludos!

Cineahora dijo...

Budokan: Cotas muy altas está logrando la Pixar. Un auténtico oasis para el cine comercial de calidad.

Jolly Humper: Se merece la calificación, realmente deja un poso que va más allá de su entretenimiento. Y además, un poso muy importante. Oh la-la Ratatouille!

Saludos !

goethemola dijo...

No sé si objetivamente hablando llega a obra maestra, pero para mí, si no lo es, sin duda se queda muy, muy cerca.

Película de la que no me esperaba nada, y que me dejó maravillado. Supongo que, al igual que con 'Los increibles', su mayor madurez y menor humor alocado en la línea de 'Shrek' hacen que a algunos no les agrade tanto.

Una delicia.

Sergio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio dijo...

De leer su critica acabo de recordar lo grande que es esta pelicula... la vi ya hace medio mes y quede maravillado.

Tanto tecnica como artisticamente perfecta, creo que estamos delante de, sino el mejor film de Pixar, uno de los tres mejores y uno de los que ira ganando con el tiempo y costara sacarlo de ese top 3

Un saludo!!!!

Cineahora dijo...

Goethemola: Y además eso, lo que señalas, que cuesta reconocer a una películo con humor como Obra Maestra, acostumbrados siempre a hacerlo tal vez con contenidos más "serios" y "profundos".

Sergio: ¿Hace ya un mes y medio que la vio? ¡Vaya! Eso sí que es adelantarse. Supongo que la tercera de ese top 3 debe ser "Toy Story" ?

Un saludo.

Rosenrod dijo...

Es una auténtica maravilla, me puso la sonrisa desde el primer fotograma y ya no me la quité en todo el metraje... Y sí, menos mal que ha venido Brad Bird, siempre eficaz, a rescatarnos, que Lasseter parece que anda últimamente un poco perdido ("Cars" me aburrió lo que no está escrito).

Un saludo!

Cineahora dijo...

Rosenrod: Esto sí que es afición. De vaciones en su blog y, aún así, sin olvidar la blogosfera.
En cuanto a los de Pixar, por mi parte le diré que a John Lasseter le considero un genio, un innovador, en la animación (¡como no! la animación digital de los 'Toy story' ha creado escuela!!!), pero bastante plomizo y previsible en sus guiones. "Cars" también me resultó una notable decepción (y eso que la animación también era de campeonato!!!).

Un saludo, Rosenrod, y gracias por complacernos con su presencia por aquí.

Hatt dijo...

A mi me gustó mucho. Tiene momentos casi de cine mudo y me encanta su ironía. Pero en algún momento pséee. Y le sobra la historieta romanticona...

Pero sí, a mi también me gustó.

Cineahora dijo...

Hatt: Lo de las subtramas romanticas aún son, con demasiada frecuencia, esos peajes que debe pagar una producción que desee ser comercial. Aunque "Ratatouille" no abusa de ello, y me pareció que acaba integrándolo perfectamente dentro de su engranaje argumental.

Un saludo.

Anónimo dijo...

...please where can I buy a unicorn?