viernes, 29 de diciembre de 2006

Crítica: "Time"














¡Qué mala leche tienen estos surcoreanos!
Casi proporcional a su buen (o grandísimo) talento. Esto es lo primero que me viene a la cabeza con cineastas como Bong Joon-Ho (“Memories of murder”), y con “The host” a punto de estrenarse; Park Chan-Wook (Old Boy) o Kim Ki-duk.

Extremos en sus propuestas e imágenes, pasados de vuelta conjugando lirismo y violencia, trágicos con el destino de sus personajes, exasperantes en sus contemplaciones y silencios. En definitiva, libres.

Descubrí a Kim Ki-duk hará 5 años, no con “La isla”, la obra que lo lanzó como director de culto a nivel internacional, amada y odiada a partes iguales, sinó con “Address unknown” (Suchwiin bulmyegon) , un melodrama desenfrenado y salvaje no estrenado en nuestras pantallas. Por lo que eso fue también antes que se volviera más poético con “Primavera, verano, otoño, invierno…. Y primavera”. Ahora sigue renovándose con “Time”, no su mejor película, pero dotada de cierto interés, y con el guión, los personajes y sus determinaciones que, como siempre, continuan desconcertándonos.

Amor a golpe de bisturí.
Ki-duk
reflexiona sobre la obsesión por la mejora de nuestra belleza exterior (no acompañada por la misma dedicación con la interior). Y también sobre el paso del tiempo; una de sus temáticas preferidas.

Lo más curioso aquí es que el tiempo haga mella en una pareja joven y guapa. Ella, Shee-hee (Park Ji-yun) es patológicamente celosa y también empieza a emparanoiarse ante la posibilidad que su hombre, Ha Jung-woo (Sung Hyung-ah) se canse y la deje. “Perdón por hacer que mires la misma cara todos los días”, le repite She-hee en la cama, e incluso le anima para que fantasee con otra mujer para que se excite.

Para zanjar sus inseguridades, toma la decisión radical de pasar por el quirófano y darle un aspecto renovado a su rostro. Luego desaparecerá durante seis meses, hasta que no quede rastro alguno de cicatriz. Mientras tanto, Ha Jung-woo, desorientado por el aparente abandono de su amada, irá además cayendo en distintos intentos, frustados por la intervención de She-hee, de tener escarceos sexuales.

Éste es sólo un ejemplo de los tumbos que va dando el argumento. Pero ya nos permite justificar ese “Time” del título y lo que les irá sucediendo a estos dos amantes. El tiempo que separa (los seis meses), el tiempo que destruye (la rutina diaria), pero también el tiempo que une (acostumbrándose el uno al otro) y el tiempo que crea (nuevos comienzos o finales).

Dolor y éxtasis.
Ki-duk prosigue con el recurso de incluir una isla. Aquí es la isla de Mo, cercana a Seul, donde se ubican estatuas del artista surcoreano Lee Il-ho que representan caras, manos y cuerpos desnudos; los cuales parecen retorcerse tanto por el éxtasis como por el dolor, enlazando con el discurso de la película sobre las relaciones y el amor.

No faltan repentinos estallidos de violencia, característicos de Ki-duk, pero sin la brutalidad de anteriores filmes suyos, junto a algun momento “desagradable”, también marca del director, muy suavizado y mostrando algun plano de la operación de cirurgía plástica.

Prosigue intacto con sus toques de ironía y humor chocante, como la ocurrencia de She-hee de ocultarse tras una grotesca máscara (una foto en blanco y negro de su anterior “yo”); o la enorme fotografía que publicita en la puerta de entrada a la clínica el antes y después de una cara tras su paso por allí.

Sin duda es un Kim Ki-duk más contenido, que tantea nuevos terrenos, pero que tampoco sabe redondear su propuesta, sobre todo con un final que se me antoja fallido y que le resta puntos a “Time”.

Valoración: ( ** )

Usted mism@ (●) – Floja (*) – Se puede ver (**) – Buena (***) – Muy buena (****) – Obra Maestra ( ***** )

TAMBIÉN PUEDE CONSULTAR:

- Tonio L. Alarcón (Partiendo de la nada): "Que una película tan ligera deje un poso tan amargo, tan reflexivo, dice mucho de las capacidades de su director."

- K. Brohn (¡Si se mueven... ¡mátalos!): "un duro melodrama sacudido por un agradecido sentido del humor que puede descolocar a más de un espectador."

11 comentarios:

JOLLY HUMPER dijo...

Creo que la " peli" ,haciendo gala al gusto oriental, tiene una expresión muy rebuscada ,tratando el paso del tiempo y los celos de una manera demasiado especulativa y emotiva a su vez.
El final me despistó totalmente.

Destaco la metáfora simbólica de la representación de las esculturas del parque que representan los diferentes estados del amor.

¡¡Diooossss!!!! si algún dia me pasa lo que a esa tía, por favor, rematadme.....

Saludos.

Cineahora dijo...

Sí, Jolly Humper, Ki-duk siempre ha tenido una irrefrenable tendencia al tremendismo y a lo trágico. Eso, ¡un sello de autor!

Saludos !

Donnie dijo...

Nip/Tuc a lo coreano...

Yo creo que lo único que me gustaría es el cartel...

Saludos!

freddyvoorhees dijo...

A mí me dejó con una indiferencia bestial esta película y es una pena, porque la bastante atacada El Arco (la anterior de Ki Duk si no me equivoco) es la que más me gusta del director...

Cineahora dijo...

Donnie: Pues el cartel es tan elegante como sugerente. La película no está mal, algo irreguar, pero si no te atrae, nada.

Freddyvoorhees: Sí, "El arco" es la anterior, y mira que era difícil, con tantos silencios y miradas.

Saludos !

Mr Bristow dijo...

Supongo que será bastante diferente a Nip/tuck donnie...

Por cieto, estoy deseando leer tu crítica sobre Babel.

Saludos

Marnie dijo...

Todavía no la he visto, aunque me ha sorprendido bastante que esta película haya pasado tan desapercibida en comparación con sus anteriores títulos, sobre todo viniendo de un director que en otros tiempos era el niño mimado de todos los festivales y cuyo cada nuevo estreno recibía mucha más atención. Por eso tenía la impresión de que se trataba de una de sus películas más flojas, aunque el tema pinta interesante.

De todas formas, a mí el Ki-duk que menos me gusta es el trascendental plasta poético en plan "Primavera, verano..." y "Hierro 3", y con diferencia prefiero el más cañero, en plan "La isla" y "Samaritan girl".

Cineahora dijo...

Mr. Bristow: Hay ironía con lo relacionado a esa preocupación por la cirugía (o belleza)plástica, pero Nick/Tuck (que no he visto) supongo que será otra historia. Y sobre "Babel", pues ¡has dado en el blanco! La acabo de publicar ahora mismo y además te dedico el fragmento que hace referencia a "Lost" (de hecho, tú 'blog' fue lo que me lanzó, de una vez, a engancharme a ella).

Marnie: También prefiero el Kim Ki-du más descontrolado y salvaje de "La isla" o "Address unknown" (que creo que aquí sólo se habrá visto en algun festival). Y lo de estrenar "Time" durantes estas fechas, no sé que pensarás tú, pero parece más un intento de los distribuidores por sacársela de encima que de darle "vidilla".

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Pues para mi es de lo mejor de este tipo, no me atrevería a decir que sea mi favorita de Kim Ki-Duk, pero si me aprietan…
Supone un cambio de rumbo en el cine de Kim Ki-Duk en algunos aspectos. Tiene una imagen con más fuerza que sus anteriores trabajos, mucho más vigorosa en mi opinión. Parece hecha a golpe de inspiración, pero no creo que le falta consistencia. No la veo tan irregular como indicas, cineahora, o como indican algunos comentarios. Visualmente me ha parecido bellísima, y bastante más reflexiva que otros de sus trabajos. También destacaría de “Time”, y que no he percibido en otros films, que personajes con un tratamiento ínfimo en la historia, a los que se dedican escasas escenas, cobran una dimensión tremenda y acaban impactando de verdad, me refiero al cirujano y la chavala esa feilla con quien el prota tiene una cita; una pena que no se les haya dado más cancha en la peli, porque me han parecido muy interesantes.
Me ha gustado mucho el papel que juega en la historia y en la relación de los personajes los dos espacios primordiales que son el parque de las esculturas y la cafetería; sobre todo el primero. Y la idea de la protagonista enfrentada a sí misma, celosa de sí misma, atrapada y cada vez más desesperada por su desafortunada y radical decisión y por su amor exasperante… genial. Para mí un peliculón.

IRIAN-HALLSTATT dijo...

... y por cierto que los finales bruscos y forzados de Kim KI-Duk son ya marca de la casa, porque el final de “El Arco” o “Hierro 3” tampoco es que sean apaciblemente juiciosos; a mi me gustan.

Cineahora dijo...

Irian-Hallstatt: He de decirte que disfruté con "Time", pero en su tramo final, en mi opinión, creo que pierde bastante. Se agradece que sea un Kim Ki-Duk marca de la casa, y también un KIm-Ki Duk, algo incomprendido por la crítica y por su propio público, pero que no se acomoda e intenta dar otro paso adelante. El coreano es sin duda uno de los cineastas a tener en cuenta.