jueves, 10 de mayo de 2007

Crítica: "Dame 10 razones"

Seguramente (casi) nadie estará dispuesto a pagar ni un céntimo por ver una película como ésta. Sin efectos visuales, sin grandes alardes en su argumento. Sólo un filme “pequeño”, y en el que apenas pasa “nada”.
Pero hace recordarnos que basta con un par de buenos actores, y un guión mínimamente decente, para lograr una buena película. Y nos lo recuerda en apenas una hora y cuarto de metraje; y también con la aparente sencillez de su propuesta y con un interpretándose a si mismo Morgan Freeman, o al menos así nos gustaría, por la simpatía y frescura que destila su personaje. Además de una Paz Vega que sabe estar a la altura como ‘partanaire’ de un actor tan venerado y carismático.

Lo barato no siempre es malo.
Él como un actor que lleva cuatro años en el dique seco, cansado seguramente de venderse a las grandes producciones hollywoodienses por dinero, y ella como la modesta dependienta de la caja rápida de un recóndito supermercado. Los dos cruzarán sus vidas durante un día para hablarnos, sin moralejas ni discursos altisonantes, de algo tan cotidiano como la amistad, o del como seguir adelante día a día, o sobre cómo aprender de los demás. Así de simple, o de complejo.
Detrás de las cámaras, Brad Silberling, curtido en el mundo de la publicidad, y firmante de producciones de mayor envergadura (económica), como “Casper”, “City of angels” o “Una serie de catastróficas desdichas de Lemony Snicket”; y a quien le gusta, de vez en cuando, desmarcarse con proyectos muy personales, como éste o “El compromiso” (2003), pero sin necesidad de tomarnos el pelo con experimentos tipo Steven Soderbergh & amiguetes.
Y con ello, mejor si la fotografía, naturalista, nos introduce perfectamente en ese mundo tan real como olvidado, deteniéndose incluso en reflejar el techo del supermercado, deteriorado por la humedad y el tiempo; o en los personajes de lo más variopinto, y cercanos, que lo habitan.

Buenas razones cinéfilas.
Ver a Morgan Freeman curioseando entre ventanillas, pasillos y estanterías, con vivacidad y ganas de acercarse y hablar con todo prójimo que se le acerque, o codeándose e intentanto imitar sin cesar a aquellas personas que le parecen singulares para aprender, para sentirse vivo y para, en definitiva, ¡disfrutar como un niño! resulta impagable, al igual que la escena en que Paz Vega le enseña a cantar, en castellano, “Al pasar la barca”.
Todo ello más que suficiente para hacernos llegar hasta el final con una sonrisa de satisfacción, y para descubrir, sinó diez, al menos algunas de las razones para reencontrarse con el buen cine. Seguramente, a las dos semanas de estreno, ya no esté en cartel, pero al menos cuando llegue en DVD o a la pequeña pantalla, éste les puede sonar como uno de esos títulos que valen la pena no dejar escapar.

Valoración: ( *** )

(*****) Obra maestra. Disfrute total.
(****) Me ha gustado muchísimo. ¡Una maravilla!

(***) Me ha gustado. Buena película,
(**) Me ha gustado, pero con reparos.

(*) No me ha gustado, pero tiene sus "cosillas"
(●) No me ha gustado nada, pero si le apetece, usted mism@

9 comentarios:

Florinda Chic dijo...

Coincido plenamente con usted, si leyó mi opnión sobre esta pequeña pero buena película. Están los dos muy bien y ese momento de Freeman persiguiendo al encargado del super es inolvidable. Una lástima que haya pasado inadvertida.

Natalia Book dijo...

Estaré atento a la película. De todas formas ¿Crees que Paz Vega es una buena actriz o que sólo se le da bien un papel muy determinado? me gustaría saber tu opinión
Saludos

Cineahora dijo...

Florinda Chic: Leí su crítica, y además me pareció estupendo el título de "Paseando a Mr. Freeman". Precisamente esos momentos de Mr. Freeman persiguiendo al encargado del super (y que en cualquier otro actor, o película habrían caído en el ridículo), aquí resultan divertidísimos. Una muestra de la gran calidad de esta ¿pequeña? película.

Natalia Book: Para mí es una buena actriz, y a fe que con esta película, al lado de un "monstruo" como Freeman era su oportunidad para demostrarlo. Y que incluso Morgan Freeman, también productor ejecutivo del film, diera su visto bueno a que fuera su pareja, es una prueba inmejorable. Es más, en la denostada "Spanglish" también me pareció que ella estaba bien.

BUDOKAN dijo...

Hola, por lo que cuentas suena a ese tipo de film del cuál no esperamos mucho y siempre nos otorga más de lo que fuimos a buscar. Freeman y Vega puede ser una interesante combinación. El es buen actor y ella está buena. Creo que si llega a la Argentina la voy a ver. Saludos

Himnem dijo...

jummm...ME HAS CONVENCIDO E intentare verla! Yo creo que Paz es una gran actriz!

SALudos!

Cineahora dijo...

Budokan: No espere una gran película, porque su grandeza reside precisamente en su admirable sencillez y espontaneidad.

Himnem: Y le aseguro que con su interpretación al lado del grandísimo Freeman lo corrabora al 100 por cien.

Saludos !

Rosenrod dijo...

Puffff... lo confieso, sé que es un prejuicio, pero Paz Vega me parece uno de los blufs más grandes; aunque lecturas de opiniones como la suya a lo peor terminan haciéndome ver la película y comiéndome mis palabras...

Ya le diré.

Un saludo!

Donnie dijo...

Aquí ya no la pasan... una pena porque pude ir a verla este finde que no hay demasiada cartelera hasta que se estrene Zodiac...

En fin, tendré que esperar al alquiler o agenciármela de alguna manera!

Un saludo!

Cineahora dijo...

Rosenrod: Ya me dirá, sea ahora o cuando aparezca en DVD (porque su paso por las carteleras creo que ha sido fugaz). Pero la interpretación de Paz Vega, al menos aquí, me parece irreprochable.

Donnie: Pero no espere más que esto, una película sencilla, de actores y guión; ¡y tampoco menos! Yo también le tengo muchas ganas a "Zodiac". Este fin de semana, ¡por fin!

Saludos !