martes, 26 de septiembre de 2006

10 razones para amar u odiar a: "El viento que agita la cebada"


Sinopsis: Irlanda, año 1920, Damien (Cillian Murphy) deja de lado un prometedor futuro como médico y se une a su hermano Teddy (Pádraic Delaney) en el liderazgo de un reducido grupo de guerrilleros voluntarios del IRA para luchar contra los Black and tans (“negro y caquis”, color de los uniformes de los soldados británicos que ocupan Irlanda).
Pero la firma de un tratado de paz que otorgaba la independencia provocó la división entre la Irlanda del Norte, que seguía vinculada al imperio británico, y la del sur. O lo que es lo mismo, un nuevo enfrentamiento entre los propios irlandeses divididos entre unionistas (los que desean seguir unidos a la corona inglesa) y republicanos (que reivindicaban una Irlanda unida).

En contra:

1 – Que ganara la codiciada Palma de Oro en Cannes por encima de las excelentes Volver, de Almodóvar, El laberinto del fauno, de Guillermo del Toro, o Babel, de Alejandro González Iñárritu.

2 – El fácil recurso de mostrar el conflicto entre irlandeses como “entre hermanos” a través precisamente de los dos hermanos protagonistas que al final acabarán militando en bandos opuestos.

3 – La sensación de déjà vu respecto a Tierra y libertad (1995), también de Loach y ambientado en la Guerra Civil española, en cuanto a temática y tratamiento.

4 – La insistencia en mostrar a los soldados británicos como vociferantes y sádicos, desprovistos de cualquier matiz de humanidad, para que quede claro que son “malos”.

5 – Una notable caída del ritmo en su tercio final donde la película se vuelve más discursiva.


A favor:

1 – Que el cineasta británico Ken Loach sea fiel a si mismo y, pese a las críticas de maniqueismo, y tanta corrección política, se manifieste abiertamente sobre cuales son sus simpatías. Otra cuestión es que el espectador esté de acuerdo o no con su mensaje.

2 – Escenas como la del “interrogatorio” a Teddy o la implacable ejecución de un joven delator figuran entre las de mayor grado de tensión de toda la filmografía de Loach.

3- No recurrir a ningún actor popular como reclamo para el gran público.

4 – El estilo naturalista y la forma de mostrar la escasez de medios, así como de formación adecuada, de los guerrilleros.

5 – Descubrir a una de las nuevas promesas del cine, Cillian Murphy (Desayuno en Plutón, Vuelo nocturno).


Valoración: ( ** )

Usted mism@ ( ● ) – Floja ( * ) – Se puede ver ( ** ) – Buena ( *** ) – Muy buena ( **** ) – Obra Maestra ( ***** )



" Y añada otro punto en contra: soy el chófer del camión y es la quinta vez que ruedo esta escena. ¡Maldita sea! Al final me van a romper el cuello! "

2 comentarios:

IRIAN-HALLSTATT dijo...

A mi esta película me pareció hecha a martillazos.
Me recordó a "Michael Collins", la cual me gusta infinitamente más.
Coincido contigo en casi todo. El impacto de algunas escenas es de agradecer, en otras es gratuito, y a mi personalmente no me gustó.
Creo que la relación entre los dos hermanos no está retratada de forma que al final te importe el desenlace, vamos, que le falta una miajilla de emoción y drama.

Cineahora dijo...

Irian-Hallstatt: Me parece que el exceso de didactismo, y el maniqueismo en los personajes, juega esta vez en contra de Loach. La fórmula funcionaba bien en "Tierra y libertad", pero aquí queda desfasada y cargante.