viernes, 15 de diciembre de 2006

Clásicos: "La evasión" (1960)















Una recomendación de la que no se arrepentirán: “La evasión”, de Jacques Becker, y la mejor película de temática carcelaria que hayan podido ver.

Aunque no les atraiga este tipo de tramas, resulta fascinante comprobar como, pese a su sobriedad y a la ausencia de, digamos, elementos espectaculares, sigue manteniendo intacta su capacidad para mantener nuestra atención.

Este relato de cinco presos dedicados a su plan de fuga de la cárcel francesa de La Santé, en 1947, se permite incluso el lujazo de incluir planos detalle, y sostenerlos durante tiempo, sólo mostrando como empiezan a picar el cemento del suelo, como liman un barrote, sacan unas bisagras o como agujerean un muro. De manera que no sólo resulta cansino sinó que nos mantiene ahí, pegados a la pantalla.

Además, sus actores no eran profesionales. Jean Kéraudy como Roland, el experto en fugas; Philippe Leroy es Manu, el fornido y más decidido; Michel Constantine, Géo, rudo y lacónico; Raymond Meunier, Monseigneur, gracioso y extrovertido; y Marc Michel, Gaspard, un joven de modales exquisitos, mantenido por su esposa y acusado por ella misma de intento de homicidio, celosa por haber convertido a la hermana menor de ella en su amante.

Sin intimidad.
“La evasión” nos mete de lleno es esa reducidísima celda, entre los muros de esa penitenciaría y por entre su subsuelo de estancias, túneles y cloacas. Entre ese grupo de hombres, de rostros y cuerpos curtidos, compañeros a la fuerza, pero solidarios y entregados a la camadería, y que han perdido toda su intimidad.

Comparten un mismo wáter, ahí mismo, a la vista y sin tan siquiera unas cortinas. Todos los paquetes con alimentos que reciben del exterior son sistemáticamente revisados y despedazados por un guardia para controlar que en su interior no haya ningún objeto sospechoso.

Los celadores no son tratados, algo común en el género, como unos malvados o corruptos, sinó simplemente como lo que son, simples funcionarios que cumplen con su trabajo. Y especial impacto en nuestras retinas ofrece ese plano con el ojo de un guardia a través de la mirilla, inquiriendo, escrutando a través de la mirilla en una de sus rondas nocturnas.

Ello da píe a una genialiadad, que no desvelaré, de los reclusos para burlar la vigilancia de noche mientras un par de ellos escarban el túnel de la libertad.

Y durante el día, el tiempo ahí se mata haciendo trabajillos, como cajas de cartón, y entre paseos rutinarios y revisiones periódicas de la celda. Lo que es increíble es ver como de la nada, estos hombres consiguen las herramientas necesarias, y superar obstáculos, para su evasión.

Hechos reales.
Memorable, entre otras, la escena donde los cuatro miembros del grupo interrogan al recién llegado Gaspard para saber que es lo que tiene por perder, en cuanto a posibles años de cárcel, y determinar si pueden confiar en él para su plan de fuga. O igual de espléndido ese momento de “justicia carcelaría” que les permite llevar a cabo el brigada Grinval (Jean-Paul Coquelin) contra dos fontaneros que les han chorizado cigarrillos y sellos.

La película se abre con una panorámica que nos descubre a Roland, el especialista en fugas, reparando un coche al aire libre en su taller. Mira a la cámara y nos comenta que da fe que lo que nos va a relatar “su amigo” Jacques Bequer es totalmente verídido.

Un recurso, el de basado en un hecho real, por una vez, acertado. Y engañoso, porqué las experiencias reales se basan en las de Jose Giovanni, autor de la novela (y posteriormente de otros libretos que serían utilizados por el ‘polar’ francés), cuando su personaje, en la película, se corresponde con el de Manu.

“La evasión” fue el testamento de su director, el gran Jacques Bequer (director de otra Obra Maestra como es “París, bajos fondos”). La fotografía, magistral, de Ghislain Cloquet, dotada de un enorme vigor en su puesta en blanco y negro. ¡Intenten verla!

Valoración: ( ***** )

Usted mism@ (●) – Floja (*) – Se puede ver (**) – Buena (***) – Muy buena (****) – Obra Maestra ( ***** )

T.O.: Le trou. Francia-Italia, 1960. Dirección: Jacques Becker. Guión: Jose Giovanni, Jean Aurel y Jacques Becker, adaptando la novela de Jose Giovanni. Fotografía: Ghislain Cloquet. Música: Philippe Arthuys. Montaje: Marguerite Renoir y Geneviève Vaury. Intérpretes: Jean Kéraudy (Roland Darband); Philippe Leroy (Manu Borelli); Marc Michel (Gaspar); Michel Constantin (Geo Cassine); Raymond Meunier (Monseigneur); André Bervil (el director); Jean-Paul Coquelin (brigada Grinval); Catherine Spaak (Nicole).

10 comentarios:

J.Álvarez dijo...

Gran blog! Mi enhorabuena! Seguiré pasándome x akí...

Cineahora dijo...

Me he pasado por tu 'blog' y he visto que estás hecho todo un 'veterano' en esto. Así que muchísimas gracias por tu visita, y por tu comentario.

Hasta pronto!

Iñaki Bilbao dijo...

Basada en hechos reales, se trata de una pequeña obra maestra, no del gusto general, pero sí excepcional desde muchos puntos de vista. Es una obra notable en su realización, siendo minimalista en todo momento. Con poquísimos diálogos ni florituras de ningún tipo, yendo al grano desde el principio, con sólo los ruidos externos, pero nunca salidos de boca humana, se nos narra de forma impecable, aunque extremadamente detallada (hecho que puede acabar con la paciencia de más de uno/a) los movimientos y trabajos de la fuga de unos hombres nada héroes pero sí decididos a alcanzar la libertad.

Natalia Book dijo...

No la he visto. Pero haces un gran comentario y no me la voy a perder. Voy a ver donde la encuentro. Ya te cuento. Gracias por descubrirme algo nuevo: para eso están los colegas.
Saudos

Crunch dijo...

Pues esta no la conocía. me la apunto inmediatamente.
saludos.

Cineahora dijo...

Así es, Iñaki Bilbao, aunque se agradecen por ejemplo las explicaciones que Roland va dando a Manu, para que así también el espectador sepa mejor lo que están realizando. Y sus imágenes, historia, personajes... creo que enganchan, y mucho, a pesar de estar muy alejados del estilo trepidante y siempre buscando la floritura y 'originalidad' que tanto abunda en la actualidad.

Os aseguro, Natalia y Crunch, que tratar "La evasión" de Obra Maestra, o de recomendarla absolutamente, no se trata de ninguna frivolidad mía. Si algun día la veis, espero que a los 3 - 10 minutos de película, por increíble que parezca, ya estéis metidos de lleno en ella.

Natalia, sobre como encontrarla, bueno, está en DVD o también alguna copia 'ripeada' excelente de la que Jack Sparrow estaría orgulloso.

porfineslunes dijo...

Me encanta el cine de "aventuras", ésta y "La Gran Evasión" son mi s favoritas entre los clásicos de este género.

Cineahora dijo...

Por fin es lunes: podríamos citar, por ejemplo, también a "Fuga de Alcatraz", con Clint Eastwood, o "El hombre de Alcatraz", con Burt Lancaster. Pero en el género, también esta y "La gran evasión" serían mis preferidas.

sazmann dijo...

Felicidades por tu blog!!
Gran obra maestra "La evasión", una de mis debilidades, no sé cuantas veces habré visto esta grandiosa peli. Y el gran Jose Giovanni al guión!(de Becquer tambien me parece una obra maestra "Paris,bajos fondos")

De pelis carcelarias me quedo con esta y on "Un condenado a muerte se ha escapado..." de R.Bresson.

Un saludo!

Cineahora dijo...

Uyyy!, Sazmann, citas también "París, bajos fondos", de Becker, y protagonizada por Simone Signoret. ¡Otra maravilla! y no lo digo por decir.
Sobre un "Condenado a muerte se ha escapado", la vi hace años y me gustó, pero tengo que rivisarla, juntamente con "Pickpocket".

Y gracias por tu comentario. Un saludo !