miércoles, 31 de enero de 2007

Crítica: "Dreamgirls"

Junto con el western en estado puro, el otro género cinematográfico que no goza en absoluto del favor del público actual, sobre todo no estadounidense, es el musical. Si no es amante del musical las probabilidades que le guste “Dreamgirls” se reducen a lo ínfimo.
Y de paso tiene todas las posibilidades de perderse una de las mejores adaptaciones de un musical de Broadway al cine, en este caso, inspirado en la trayectoria de las Supremes. También presenta otro escollo, el bajón de interés notable a partir casi de empezar el metraje, hacia el minuto 20, dispersándose en cuanto a personajes y situaciones. Pero, por arte de magia, y contra todo pronóstico, logra remontar espectacularmente antes de la hora de proyección.
Y ello gracias al talento de una coreografía, decorados, vestuario y poses tan estudiadas, vistosas e imaginativas como puestas al servicio de la historia. Y también, sin lo que “Dreamgirls” no sería nada, gracias al talento en la puesta en escena de Bill Condon y de las interpretaciones, especialmente Jennifer Hudson, nueva estrella procedente de American idol, el O.T. a la americana, y que protagoniza un número, el de la separación con el resto del grupo, que la deja sóla exhibiendo sus artes.

Elegancia y pasión.

Lo que se trata es escenificar la pasión por la música, incluso despreciando, o pasando de puntillas con leves pinceladas, con lo que era el tumultuoso contexto histórico de la época: Martin Luther King, disturbios raciales, Vietnam, protestas juveniles… ¡Nada!, el argumento y los personajes van a lo suyo.

Productores musicales implacables, posesivos e inhumanos, encarnados en Curtis Taylor (Jamie Foxx), que nos hacen ver la frialdad y falta de escrúpulos hacia las personas, no hacia el dinero, de los avispados del mundillo discográfico.
O el contraste entre el verdadero talento, encarnado por Effie (Jennifer Hudson), ensombrecido ante la imagen bonita que puede vender, la de Deena Jones (una apagada Beyoncé Knowles).
Si incluso Eddie Murphie está sobrio y comedido en su interpretación (no por ello merece el Óscar), poniendo toda la carne, y voz, en el asador. A destacar la mirada de entre determinación y desamparo, cuando procede a inyectarse coca ante sus amigos, que resume todo lo que hay de frágil en su personaje. (Atención: spoiler!) Más adelante, dejado de la mano de su protector musical, Curtis Taylor, se le dedicará un fundido en negro que es premonición de una bajada del telón fulminante. (Fin del spoiler)
Lo peor, un montaje deslabazado, que salta, o danza, de un personaje y hecho a otro, que hace transcurrir los años sin que nos inmutemos. Pero un musical puro y duro (la secuencia del “robo” de la canción es antológica), realizado con exquisitez y pasión, y a saborear con los mismos requisitos. Douglas Sirk estaría orgulloso.

Valoración: ( **** )

(*****) Obra Maestra – (****) Muy buena – (***) Buena – (**) Se puede ver – (*) Floja - (●) Usted mism@

15 comentarios:

Jordim dijo...

Pues sí, no está mal esta peli, si te gusta el musical. Pero de hecho lo mejor es Jennifer Hudson, tanto que casi se come la película con patatas, lo cual no es buen síntoma para el resultado global.(Además no sabía que la chica salía de American Idol). En todo caso, recetada para los que buscan musicales en el cine, que no salen tantos...

Cineahora dijo...

Jordim: No es que sea yo un fan en especial del musical, pero me gusta valorar una propuesta tan genuina como esta (incluso con canciones de esas que hacen avanzar la acción). Puro espectáculo! Y sí, Jennifer Hudson se "come con patatas" a la película y al resto del reparto, por cierto, nutrido de nombres importantes.

Marco Velez dijo...

Yo tambien reseño peliculas en mi blog: Into The Movies (http://intothemovies.blogspot.com) y ya reseñe Dreamgirls y no le fue tan bien. No soy fan de los musicales pero si disfrute Moulin Rouge y Chicago los cuales son inmensos al lado de Dreamgirls. Me parece que alguien que se olvidaron en las nominaciones fue a Beyonce que hizo un excelente trabajo en cambio Jennifer Hudson no me impresiono.

freddyvoorhees dijo...

"Si incluso Eddie Murphie está sobrio y cometido en su interpretación" Murphy y comedido será ¿no? : P

Sobre la peli... me da una pereza bestial verla...

Crunch dijo...

Yo sí que soy fan de los musicales, tengo ese problemilla, y no me podré resistir a una peli llena de Soul del bueno. Sólo por las canciones ya valdrá la pena.
Aunque después de tu comentario iré más prevenido.
Un saludo!

Jordi M. Novas dijo...

No estoy nada de acuerdo con lo de Beyoncé, Marco; al lado de la Jones está incluso mustia, con todo lo guapa que es,(y mira que es un rato guapa...)

Rosenrod dijo...

Volvemos a coincidir, caballero; sólo que yo no la veo tan dispersa, aunque sí con un par de momentos que baja el ritmo. Pero la Hudson... ¡oh, la Hudson!

Un saludo!

Cineahora dijo...

Marco Velez: "Moulin Rouge" sería una obra maestra si no cambiara tanto de plano en tan pocos segundos y permitiera seguir mejor las coreografías, pero aún así, extraordinaria. Y curioso, muy curioso que no le impresionara Jennifer Hudson. Lo de Beyoncé está claro, ¡está de muy buen ver!

Freddyvoorhees: Gracias por indicarme el error ortográfico. Además, me he dado cuenta que había otro (había puesto "spolier", la segunda vez, que quedaba muy 'chic' y francés, pero totalmente fuera de lugar). Sobre la peli, sé que acabarás viéndola, porque te vas a toparte con más críticas muy positivas.

Crunch: La banda sonora es una gozada! Y hace usted muy bien de ir prevenido después de leer mi recomendación.

Jordi M. Novas: Sí que la Beyoncé está muy apagada, y más al lado de la Hudson, pero quien sabe si eso es alguna ingeniosa treta de la dirección de actores. Y lo digo porque su personaje, en la película, también triunfa por su belleza, que no por el carisma.

Rosenrod: Hay alguna bajada de ritmo, y aunque también cite lo de disperso, puede comprobar que me he rendido completamente a este musical de Bill Condon. La Hudson es óscar seguro (y merecido) como mejor secundaria.

Un saludo a todos !

Marco Velez dijo...

Sip, la actuacion de Jennifer Hudson me parecio super normal y Eddie Murphy me parecio excelente su actuacion pero tampoco para estar nominado a un Oscar, habia mas gente que dejo de estarlo como ben Affleck en Hollywoodland o Matt Damon en The Departed o hasta el mismo Jack Nicholson.
Para mi Beyonce actuo perfectamente para el papel donde tenia que ser la mas bonita de las tres pero tambien con un lado oscuro. Me gusto mucho su actuacion.

Cineahora dijo...

Marco Velez: Me parece de lo más interesante que alguien rompa una lanza a favor de la Beyoncé. Al fin y al cabo uno cuando ve la película se pregunta: ¿Por muy bella que sea, cómo puede ser que alguien con esta personalidad triunfe? Y su personaje siempre está en primera linea de la fama, pero a la sombra en su vida privada, muy puesta, sólo con leves expresiones, por ejemplo, de subordinación o temor a su dominante marido cuando desea probar fortuna en Hollywood con otro tipo de papeles.

Donnie dijo...

En fin, a ver si voy a verla un día de estos... no me gusta olvidar estrenos...

SALUDOS!!

Natalia Book dijo...

Una película muy recomendable para los amantes del "soul" y para quienes nos gustan los 'grupos de chicas sixties'. De todas formas no defraudará a nadie. Es entretenida.
Saludos

Cineahora dijo...

Natalia Book: No debería decepcionar, pero las películas musicales (de esas en que los actores se pasan casi todo el rato cantando), poco, muy poco gustan al público de hoy.

Marta Vera Pizarro dijo...

Pues mira siento discrepar contigo, por que soy una enamorada de los musicales, de hecho el grupo de teatro (asociación liberarte) al que pertenezco llevamos al escenario el musical CHICAGO de Bill Condon.
Me ha parecido un trabajo musical excelente, así como vesturario y caracterización a los que les doy un 10, todo esto enmarcado de una historia plana y sencillisima.
Eso es un musical, brillo y entretenimiento, nada de personajes profundos ni de historias rebuscadas.
VIVA EL MUSICAL.

Cineahora dijo...

Marta Vera Pizarro: Pues no discrepas en absoluto conmigo. Es un musical excelente, y no se busca ni personajes profundos ni historias complejas. Como tu dices, el género, es "brillo y entretenimiento".
De hecho, a parte de valorar negatívamente algun bajón de ritmo, o un montaje a veces un poco deslabazado, mi crítica es un elogio. Incluso cuando afirmo que, dejando de lado el contexto histórico (sólo con leves pinceladas), el decir que los personajes y la historia van a lo suyo, es en este caso un mérito (la película no trata de hacer, ni mucho menos un análisis histórico-social, va por otro camino).
Y aquí están las 4 estrellitas que le he puesto (una cifra, la de estrellitas, que no acostumbro a otorgar fácilmente).
Tal vez no sea, para mí, un 10, pero es magnífica (fíjese en las últimas lineas que le dedico a "Dreamgirls").

Un saludo ! ¡ Y que suerte tener las habilidades para participar en un montaje musical !