lunes, 19 de febrero de 2007

Críticas: "Diamante de sangre"

Hace años que el cine abandonó esa mirada idílica de África, la de un pozo de misterio y misticismo, y la de un continente fascinante con grandes espacios abiertos y paisajes repletos de exotismo y peligros. Era el África aventurera y romántica que, a partir de los años setenta y ochenta, fue dando paso a otro tipo de tratamiento: el de la denuncia y el drama de sus habitantes.
Hace un par de temporadas tuvimos una buena dosis de las atrocidades que se cometían, en interminables guerras civiles, con “Hotel Rwanda”; y el año pasado fue “El jardinero fiel” la que nos hizo abrir los ojos sobre otro hecho salvaje y criminal: la de utilizar a su población como cobayas para las grandes industrias farmacéuticas. Pero, como ya se encargaron de afirmar los personajes de una y otra película, lo que ocurra a África, y los africanos, no le importa a (casi) nadie.

También uno de los políticos que aparecen en “Diamante de sangre” expone al principio que: “La triste historia de África es que siempre que se encuentra algo de valor sus habitantes sufren y mueren en la miseria. Esto ha sucedido con el marfil, con el gaucho, con el oro y el petroleo. Y ahora con los diamantes”. Y el recurso de los esclavos durante décadas, añadiría yo.

Explotacion infantil.

El 1 de diciembre del 2000, la Asamblea general de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad una resolución para intentar poner freno al comercio de los dimantes en bruto llamados “de zonas en conflicto”, sobre todo los procedentes de Angola o de Sierra Leona. Los grupos rebeldes al gobierno los utilizaban para financiar su sangrienta revolución.
Y ello contando el drama de millares de niños utilizados tanto como esclavos en larguísimas jornadas de trabajo extrayendo piedras preciosas, como los niños reclutados como soldados de las milicias. Al respecto, uno de los mejores y más recientes clamores de denuncia procedente del mundo del espectáculo ha sido la excelente canción “Diamonds from Sierra Leona”, del no menos genial rapero Kanye West (y que empieza con un ‘sample’ de la canción de Shirley Bassey para el “Diamantes para la eternidad”, del James Bond de 1971).

Y aquí reside también lo mejor de la película de Edward Zwick, ese intento de denuncia, y el aunar aventura y compromiso recurriendo a un formato de superproducción hollywoodiense cuya lista de protagonistas está encabezada por dos estrellas del calibre de Leonardo DiCaprio y Jennifer Connelly, para procurar llegar al mayor número de público posible. Otro tema es si la película raya a la misma altura.

'Fast-food' tranquilizador.

Zwick orquesta una trama de codidias en torno a un enorme diamante rosa que ha encontrado Solomon Vandy (Djimon Hounsou), un nativo que sólo desea reunir de nuevo a su esposa e hijos de los que fue separado; y la inesperada alianza que hallará en un blanco, Danny Archer (DiCaprio), nacido también en Sierra Leona, y un mercenario en apariencia sin escrúpulos, a quien sólo le interesa esa piedra preciosa en cuestión, pero que irá tomando partido a lo largo de su periplo con Solomon, y el encontronazo con una bella periodista (Jennifer Connelly), que intenta desenmascarar la tragedia de ese pueblo.
El lavado de cerebro, con consignas de liberación y drogas, incluso obligado a probar la sangre, del hijo de Solomon, y el objetivo de rescatarle de las garras de los revolucionarios, se torna el eje principal de concienciación y denuncia, junto a los intereses consumistas que ayudan a explotar y hundir más ese país.
Pero la película se desarrolla de manera rutinaria, con diálogos repletos de tópicos, con personajes tan unidimensionales como el de la misma reportera, o los villanos que van apareciendo. Un metraje extenuante y una factura de calidad, pero que sigue las más anodinas pautas del más trillado entretenimiento que a la vez desea ser comprometido y tranquilizador. Que quede impactante, pero bonito; con sus momentos de dramatismo bien calculados, distanciándose de los verdaderos protagonistas de la tragedia, e ideal para un consumo rápido y, de paso, remover alguna conciencia, entre palomita y palomita.

Valoración: ( ** )

(*****) Obra Maestra – (****) Muy buena – (***) Buena – (**) Se puede ver – (*) Floja - (●) Usted mism@

19 comentarios:

Donnie dijo...

Vayaaaa... a mi me gustó bastante más!
No es El Jardinero Fiel, pero me pareció una película notable.

Saludos!

Marco Velez dijo...

Totalmente de acuerdo, la pelicula pudo ser mas aunque la actuacion de Hounsou es impresionante. DiCaprio actua mejor en The Departed.

Noa dijo...

Vaya, pues veo que tampoco es para tirar cohetes. Como ya he dicho por ahí, como estoy griposa y febril no puedo acudir al cine, así que esta peli tendrá que esperar.

Un beso!

Alex dijo...

Una patochada con ínfulas de denuncia, sin más. Tampoco me gustó. Como dice Marco, DiCaprio hace más méritos que en "Infiltrados". Justo es reconocer a la academia su buen ojo.

Si estás pensando en homenajear a Morricone en tu nueva sección musical con motivo de su justo Oscar honorifico, creo que podré enviarte en un par de días una de sus mayores y más hermosas rarezas. Ya me contarás.

Saludos.

Marnie dijo...

Pues mira, yo creo que al final esta peli me la dejo para el dvd. No me atraía poderosamente la atención, digamos que sólo me interesaba y tenía curiosidad por ver la interpretación de DiCaprio, pero para esta semana todavía tengo pendientes "La vida de los otros" y "Cartas desde Iwo Jima" que, la verdad, me seducen infinitamente más. Eso sin contar con que todavía no he visto "Juegos secretos". Joer, tengo más asignaturas pendientes que un fracasado escolar XD

Cineahora dijo...

Donnie: En ésta no vamos a coincidir, pero espérase a la crítica de la película que, supongo, publicaré este miércoles.

Marco Velez: A parte del acento ese entre anglosajón y francés en "Diamante de sangre", DiCaprio también me convenció más en "Infiltrados".

Noa: Me temo que cuando se recupere se le van a amontonar los estrenos pendientes. Así que mejórese lo antes posible.

Alex: ¡No me había atrevido a ser tan contundente! Pero estoy totalmente de acuerdo.
También me ha dejado tan intrigado como interesado en esa rareza de Morricone. Si le parece le dejo mi e-mail y me cuenta: caruco4@yahoo.es

Marnie: De los tres títulos que cita, el alemán y el de Eastwood también los tengo pendientes. ¡Y esto provoca una ansiedad terrible!!!

Carlos V.M. dijo...

De acuerdo con tú crítica, cuanto más pienso en esta película menos me convence. No me gusta la relación entre Conelly y DiCaprio parece que están en otro lugar y no en África en medio de una guerra civil, no se percibe ansiedad, angustia o desesperación en sus personajes. No es ni de lejos el mejor trabajo de su director. Me quedo con las demás películas-denuncia que citas sobre África.

travismagee dijo...

Hola, amigo/as,

Bastante de acuerdo, aunque quizás un poco mejor me parece que a ti.
Pero, en líneas generales, parecido pienso.

Un saludo.

Dr. Strangelove dijo...

ESTOY CON MARNIE. LA DEJO PARA EL DVD, EL TRAILER NO ME LLAMÓ LA ATENCIÓN. Y CREO QUE SI NO HUBIESE OBTENIDO VARIAS NOMINACIONES HUBIESE PASADO SIN MAYOR TRASCENDENCIA.

Saludos

Jordi M. Novas dijo...

Edward Zwick ya hizo "El último samurai" y tampoco me dijo gran cosa...

Alex dijo...

Lo envío ipso-facto, pues.

Natalia Book dijo...

No entiendo como han nominado a DiCaprio para el Oscar por ésta y no por Infiltrados. ¡¡¡Esto es un desastre!!! Infiltrtados logró, por primera vez, que me fijase en un personaje interpretado por él. Vuelvo a sugerir a todo el mundo que vuelvan a ver Infiltrados en VOSE.
Saludos

Marnie dijo...

Por cierto, hablando de pelis que denuncian la situación de África, nunca me cansaré de recomendar el tremendo documental "La pesadilla de Darwin". Como todos los documentales pasó bastante desapercibido en su momento, pero es de obligado visionado, porque también pone en contacto lo que allí ocurre con el Primer Mundo.

freddyvoorhees dijo...

Supongo que la veré en los próximos días y como voy con la firme intención de esperar un entretenimiento de cierto empaque con la crítica política y social como mero telón de fondo supongo que me terminará gustando más que a la mayoría... bueno, eso si Zwick no ha vuelto a hacer de las suyas destrozando todo lo que toca...

Rosenrod dijo...

El problema es que, además, DiCaprio (que creo que sí está bien, aunque su personaje no da tampoco para mucho) tiene una evolución en esta película que no hay quien se crea: ¿por qué se vuelve bueno?

Y recalco esa apuesta por "La pesadilla de Darwin": con mucho, la más atroz e impresionante denuncia de lo que sucede (o lo que le "hacemos suceder") en África. Y aquí no hay salvación posible: la conciencia de ser cómplices nos asalta a todos.

Un saludo!

pequeñoIbán! dijo...

La verdad es que no he visto la peli pero me gusta mucho como la defines... lo de fast-food, trillado... ya no porque se le vaya a ajustar, lo cual e smuy probable, sino por como está expresado.

Cineahora dijo...

Carlos V. M.: Es cierto. La relación entre DiCaprio y Connelly resulta muy fría, muy calculada y "de pose", hecha a golpe de guión más que a golpe de emoción o contenido.

Travismagee: Me alegra que esta vez, más o menos, coincidamos.

Dr. Strangelove: Teniendo en cuenta el enorme presupuesto que ha costado, y el contar con un elenco con DiCaprio y Connelly, ¡y dejarla para el DVD!. Pues creo que hará bien.

Jordi M. Novas: "El último samurai" sí que me convenció. Para mí, lo mejor de Zwick (a pesar de tener una secuencia final... espantosa). En cambio, si a usted ya ni le gustó la de Tom Cruise...

Alex: Ya lo he recibido. ¡Gracias!

Natalia Book: También prefiero al DiCaprio de "Infiltrados", aunque la nominación parece ser que es por el acento extraño, entre anglosajón y francés, que le pone en "Diamante de sangre". Y habrá que recuperar "Infiltrados" en v.o.s.e.

Marnie: Totalmente imprescindible, y de vergüenza ajena lo que relata, "La pesadilla de Darwin".

Freddyvoorhees: ¿Zwick destroza todo lo que toca? Curioso, pero sí. Es un cineasta que parece tener grandes ideas, grandes proyectos, incluso grandes nominaciones a los óscar, pero nunca terminan de cuajar.

Rosenrod: Creo que el personaje de DiCaprio se vuelve bueno porque ya era así. De hecho, nada en la película, por mucho mercenario que sea, o por mucho trauma del pasado que tenga, nos indica que sea un villano. Si es todo un trozo de pan, incluso cuando debe negociar con los rebeldes, al principio.
Y eso, recomendar encarecídamente "La pesadilla de Darwin".

Pequeñoibán: ¡Gracias!

Anónimo dijo...

La pelicula diamante de sangre fue extraordinario lastima que muera Danny archer pero que se le hara, pero leonardo dicaprio parese que se esforso en los Infiltrados

Cineahora dijo...

Anónimo: DiCaprio está bien en "Diamante de sangre", mejor en "Infiltrados", pero sobre todo me gustó en "El aviador".