jueves, 8 de marzo de 2007

"Apocalypto", ¡de primera mano!

La blogosfera a veces puede traer sorpresas tan inesperadas como agradables. Desde Méjico, y por mediación de La otra chilanga, inquieta bloguera y actriz comprometida con su entorno social y político, uno de los actores que participó en "Apocalypto", de Mel Gibson, visitó este blog e incluso llegó a dejar un comentario (en la crítica de "El último rey de Escocia"), sobre su experiencia durante el rodaje.
Debido a la importancia de su presencia, y aportación, me he permitido la libertad de dedicarle un 'post' especial.

"Hola Soy Ammel Rodrigo y participé como actor en Apocalypto de Mel Gibson en el personaje de Buzzard Hook. Antes de cualquier otra cosa quiero agradecer tu crítica, considero que la peli ha sido recibida duramente por parte de muchos sectores por todos sabido. El trabajo de todo el equipo fue muy duro y todos, lo puedo asegurar, lo hicimos con mucho amor, por más difícil que resultara. Solamente por eso recomiendo ver la peli, un film hecho totalmente diferente por parte del crew de realización, un film donde en lo personal crecí como actor pero también como ser humano, algo que en la mayoría de las críticas no se lee. Y, aseguro, Mel no es del tipo de persona al que se pueda llamar homófoba o racista en ningún aspecto, es un gran ser humano que siempre está dispuesto a enseñar. "


Para conocer más sobre Ammel Rodrigo, pueden visitar su web: www.ammelrodrigo.com

Por mi parte, darle las gracias por su participación y desearle toda la suerte del mundo en este duro, fascinante y raro oficio de actor.



(Nota: Las fotografías han sido tomadas del mismo sitio Web de Ammel Rodrigo)

6 comentarios:

Dr. Strangelove dijo...

Interesante descubrimiento. Desde luego lo pequeño que es el mundo a través de los blogs. Una agradable sorpresa.

Felicidades a tí y suerte a Ammel en su carrera.

Saludos

Donnie dijo...

A-L-U-C-I-N-A-N-T-E... como la película!

Saludos!!

DECKARD dijo...

Es verdad, como mola esto de conectar con el otro lado del charco y poder tener un testimonio directo de un rodaje que debió ser bastante complicado. Además, a Ammel le honra haber salido en defensa de Mel Gibson cuando éste ha sido tan vilipendiado.

Un saludo!

Cineahora dijo...

Dr. Strangelove, Donnie y Deckard: La verdad es que a veces no nos damos cuenta de las posibilidades que tenemos con estos humildes blogs, como esta de cruzar tan fácilmente las distancias.

Un saludo a los tres !

Otra Chilanga dijo...

No puedo describir la sensación de felicidad que me ha dado poder desprenderme unas horas del oficio teatral para venir a Cineahora y toparme con este post. Quizás no lo crea, pero es como un orgasmo, me ha conmovido hasta las lágrimas (y no soy muy fácil de hacer llorar), me ha hecho brincar de alegría, me ha provocado una satisfacción inmensa (propia y respecto a Ammel) de orgullo; en fin... me ha hecho pensar que vale la pena estar por estas otras virtualidades tantas horas frente al ordenador.
El comentario de Ammel, puedo asegurarlo y meter las manos al fuego por ello, es en verdad lo que piensa, siempre le ha caracterizado esa calidad de moral tan suya, aún a contracorriente de lo que piensa la masa.
Encontrar su palabra, pues, y luego esta entrada, han significado un regalo muy especial para La Otra Chilanga tanto en lo personal como en lo profesional. Muchas gracias, a usted y gracias también el buen de Ammel, por su generosidad (que si no sabe de esta entrada ya se enterará por mí mismo).

Por cierto, supongo que su cumpleaños (no el de Ammel, sino el suyo Cineahora) debe estar próximo o reciente, dado su signo zodiacal; así también reciba mis felicitaciones más cordiales.

Cineahora dijo...

La otra chilanga: ¿Qué le voy a responder? A parte de la oportunidad que tenemos al enriquecer nuestras opiniones y puntos de vista con otros (a veces encontrados, y totalmente opuestos); los comentarios, o reacciones, como estos de usted son de los que hacen que valga la pena mantener un 'blog'.

Y soy un piscis tempranero, así que mi aniversario fue hace ya algunos días. ¡Muchísimas gracias por acordarse! ¡Y lo mismo, felicitarla a usted!