viernes, 9 de marzo de 2007

Crítica (DVD): "El diablo se viste de Prada"

Debo haber visto “El diablo se viste de Prada” no una sinó centenares de veces. No es que me apasione la película, pero su trilladísimo argumento y personajes son reconocibles en multitud de filmes. Incluso a la tirana editora de la revista donde trabaja la protagonista (Anne Hathaway), y que interpreta Meryl Streep, quizás lo mejor de la función, la confundo con Glenn Close haciendo de Cruela de Vil.
Es una comedia totalmente intrascendente que destila una buena retahíla de cargas de moralinas ‘made in Hollywood’, de las políticamente correctas, y unos personajes que carecen de interés, por irreales, aunque estén inspirados en hechos reales, los de la novela de Lauren Weisberger y sus experiencias con la jefa de la revista Vogue.
La joven protagonista, Andrea (Anne Hathaway), posee todas las cualidades para triunfar, además de ser honesta, legal, simpática e inteligente. Y aunque todo parece estar en su contra, no duden que acabará obteniendo lo que busca, aunque ello sea de manera más humilde, más auténtica.

Topicolandia se disfraza de Armani, o Prada.
Pero antes deberá pasar por un proceso de iniciación que incluye esa malvada editora, que la explota sin miramiento, incluso haciendo que llegue tarde a la fiesta de cumpleaños de su noviete; y en un puesto de trabajo de secretaria de tercera, pero por el que “un millón de mujeres se dejarían matar”. Y sobre todo, transformarse de patito feo a cisne, o de Cenicienta de las secretarias a princesa entre ellas, gracias a un buen consejero (Stanley Tucci).
Al acercarse a la culminación de sus objetivos, al cénit de su trabajo, con el éxito profesional, social y económico a su alcance, su par de amigos “de siempre”, y su novio desde los tiempos de la universidad, le recuerdan que ha cambiado a peor, que está “desconocida”, y que “¡Ésta no es mi Andrea!”.
Que no se preocupe nadie si en su camino se cruza un rival al novio de “siempre”; a pesar que parezca un tipo de lo más agradable, sincero, guapo y, en definitiva, perfecto, siempre habrá un giro inesperado y repentino del guión que lo pondrá a buen recaudo.
Y la misma Cruela de Vil, digo, Miranda (Meryl Streep), tiene sus escenas donde se nos informa debidamente que la popularidad y triunfo alcanzado por ella en lo profesional y social es absolutamente incompatible con su vida familiar. Varios maridos han pasado por su cuenta sentimental, y ninguno de ellos aguanta. El actual, tampoco parece una excepción.

Un relleno sin fondo.
Como además la acción está enmarcada en el mundillo de la moda, hay que tener en cuenta que todas las modelos y la gente que trabaja en ello son unas víboras. Y, como todo el mundo sabe, las modelos son de lo más superficiales, puros escaparates sin alma ni sentimientos. Tan bobas como bonitas. Y anoréxicas. Usar una talla 38 ya es estar gorda, por ello, cuando Andrea pase de la talla 38 a la 36 significa también que ya se está implicando en su labor.
Para que quede todo bien y completito, tenemos algun “cameo” de algun diseñador o famoso del sector; y suenan a lo largo del metraje variedad de canciones pegadizas y enrolladas. Una de ellas servirá para acompañar, a la hora de proyección (y en mitad de un enorme bache del ritmo de la película) a su apenada protagonista, a quien todo parece irle mal, y “alejándose” de ella misma y de los que le quieren, para reflexionar e intentar encauzar su vida.
También, para animar y darle un poco de intriga a la función, se echa mano de una súbita y poco verosímil conspiración para echar a esa pérfida jefa, que no lo duden, tiene su corazoncito y siente aprecio por esa joven Andrea con la que incluso se identifica.
Espero no haberles chafado nada de esta previsible película. Sin interés por los ¿personajes? o lo que nos está contando, este tipo de productos cada vez se me hacen más difíciles de tragar, ni aunque sean como mero entretenimiento. Además, uno se pregunta, ¿por qué emplear 109 minutos si con 30 o 40 menos ya estaría todo contado? Ah! Para eso están las cancioncillas en este enorme 'wonderbra' sin nada que sujetar.

Valoración: ( ● )

(*****) Obra Maestra – (****) Muy buena – (***) Buena – (**) Se puede ver – (*) Floja - (●) Usted mism@

23 comentarios:

Donnie dijo...

Todavía sigo flipando con lo de Ammel... xDD

Y ya con lo de El Diablo Viste de Prada, en fin, es predecible desde el primer fotograma y al final resulta que tienes razón.

No sé por qué pero la Hathaway no me convence cuando actúa, es como muy sosa ella...

Me reí un par de veces con Meryl y fue lo único que me gustó de la película...

Saludos!

Alfredo dijo...

meryl streep, es lo que salva la pelicula, lo interesante es que su actuacion es tan poco como es ella, me refiero que demuestra lo tremenda actriz que es al representar un personaje a la moda una bitch, como dicen los gringos, sie ella serlo
y lo mejor es que se la creo
saludosdesde chile
alfredo

Cineahora dijo...

Donnie: Hathaway ha tenido la suerte de protagonizar un par de taquillazos en los EE.UU. como fue "Princesa por sorpresa" y este "El diablo...", porque, por lo demás, sosa es.

Alfredo: La Meryl es lo mejor, y mira que aún así aquí yo la confundo con Glenn Close (de quien al principio decían que quería parecerse a la Streep).

elprinciperana dijo...

Una buena crítica. Creo que lo que más me gustó fue Stanley Tucci, aunque su personaje es bastante previsible. Y por supuesto, Meryl

travismagee dijo...

Vista en el festival de Donostia último, me pareció una película respetable, que tocaba, quizás no en profundidad, temas que hoy en día son de "vital" importancia, como el culto al falso glamour y la hipocresía social en ciertas altas esferas.
Todo bajo el tamiz del humor.
Me entretuvo y simplemente con ver la actuación de la Streep y de la joven Blunt, ya valía la pena.

Travis (Iñaki)

Cineahora dijo...

El príncipe rana: Una presencia simpática la de Stanley Tucci, aunque yo no puedo evitar considerar su personaje como un calco del de Hector Elizondo en "Pretty woman".

Travismagee: Si no hubiera sido por (ciertas) críticas positivas cuando se presentó en el festival de Venecia, o en Donostia, seguramente no la hubiera visto. Pero, ¡ya ves!". poco interesado y poco entretenido me tuvo.

pequeñoIbán! dijo...

Yo esperaba que al menos fuera divertida... o que dentro del tópico tuviera cierta sorna. Pero si encima es lo que hemos visto cinetos de veces...

Otra Chilanga dijo...

Vengo del post anterior aún con la sonrisa entre las comisuras de los labios y la mirada idiota de la satisfacción sin límites; y, bueno, paso ahora por aquí sin mucho que decir; sólo que a mí "El diablo se viste de Prada" en realidad nunca atrajo mi cinéfila mirada; ni aún estando la Hathaway, cuya actuación en "Brokeback Mountain" me sorprendió favorablemente después de las cursilerías de la mini zaga aquella donde hizo de princesa y de cuyo nombre no quiero acordarme. Y, ahora con esta reseña, creo que menos la iré por ver... por cierto, he visto, por fin, "La ciencia del sueño"; así que me paso al post correspondiente para dejar mi comentario al respecto. Saludos desde México.

Otra Chilanga dijo...

Por cierto, he leído la crítica a Inland Empire, de David Lynch, en Spauldings´s blog y me ha parecido, en efecto, divertidísima... me ha recordado a Cortázar en el episodio 68 de Rayuela.

Cineahora dijo...

La otra chilanga: Yo es que llegué a creer que sería una más que aceptable comedia hollywoodiense, con esa nominación al Oscar también a Meryl Streep como mejor actriz. Años atrás, tal vez me hubiera gustado, pero es que ahora me gustan otro tipo de "alimentos" cinematográficos.

Sobre lo de Spaulding, buscaré ese episodio 68 de "Rayuela", y (la crítica) también ha sido muy comparada con el Jabberwocky de Lewis Carroll (de lo que acaba enterándose uno!). ¡Genial esa ocurrencia de Spauldie!

Cineahora dijo...

Pequeñoibán: Y se supone que tiene esa carga crítica, y malefica, en torno al mundo de la moda, de las apariencias, la superficilialidad, del culto al arribismo... pero la encontré tópica y suave, muy... aceptada en todo (o lo poco) que nos puede llegar a decir o aportar.

Un abrazo, pequeñoibán !

Lucy_nariz_respingona dijo...

está claro que lo mejor de la película es Meryl Streep y para es muuuy predecible típica made in usa...en fin un saludoooo!!!

Natalia Book dijo...

No he visto la película ni creo que la vea. No me parece que es de las que me gustan.
De todas formas, muchas personas me han dicho que han pasado un gran momento viendo la película.
Quizás todo dependa de los que exijamos.
Saludos

Cineahora dijo...

Lucy nariz respingona: ¡Un saludo también para ti, Lucy!

Natalia Book: No es que le exigiera mucho Y además el trailer (que mostraba prácticamente una secuencia entera de la película) me gustaba. Pero es de las que me causa esa sensación de historias y personajes que, aunque parezcan algo más, siempre acaban volviendo a lo que hemos ya visto cientos de veces.

Un saludo !

Rosenrod dijo...

¡Eso sí que es hacer un traje y no los de Prada! :)

Un abrazo!

Cineahora dijo...

¡Hombre! Rosenrod, no sabe que alegría me da verle de nuevo en activo despues de su semana sabática (bloguera).

Un abrazo !

jazzman dijo...

No la he visto, pero tengo cierta curiosidad más que nada por la actuación de la Meryl Streep, muy buena tu crítica y tu blog, te linkeo pero ya...

Saludos!

P.D. A mí me también encanta ese disco de Snow Patrol, con un rock más puro que el del último disco, aunque tampoco hay que desmerecer éste.

Cineahora dijo...

Jazzman: Meryl Streep, y los modelitos que va luciendo, lo único destacable de la película.
¡Gracias! y también te enlazo.

P.D.: Hará 3 años, el disco de "Snow Patrol" fue una muy agradable sorpresa, un sonido, tal vez comercial, pero excelente.

porfineslunes dijo...

Lo mejor (y lo único bueno) de la peli es sin duda Meryl Streep. Menos mal que la vi de gratis porque pagar los 7 euros de rigor me hubiera dado demasiada rabia...

Cineahora dijo...

Por fin es lunes: ¡Vaya! Así que su contribución a pagar los modelitos que luce la Streep en la peli fue nula. ¡Un saludo!

Raquel dijo...

trillada, trillada, trillada... Con estas pelis es interesante hacer concursos a ver quién adivina antes los diálogos...

Saludos.

DECKARD dijo...

¡Toma cero, patatero!

No creo que la vea nunca, gracias por avisar.

Un saludo!

Cineahora dijo...

Raquel. ¡Mil pavos a quien adivine lo que va a suceder ahora! Y te forras (siempre que no seas el que da el dinero, claro).

Deckard: A su gusto, que esta es mi valoración. Pero esperaba algo, algo mejor, sí.

Un abrazo !