lunes, 26 de marzo de 2007

Crítica: " 300 "

¡Bienvenidos al cine del siglo XXI! Y Zack Snyder, un visionario, acaba de erigirse definitivamente en cineasta de referencia y director de culto.
La fusión del cómic y los videojuegos con el séptimo arte parecía inevitable. Con 300” alcanza la comunión total, y lo hace creando algunas de las imágenes y secuencias más contundentes y poderosas vistas jamás en el cine. Para inmortalizar esta película, basta con la escena de la joven del oráculo danzando antes de dar su predicción o la imagen del descubrimiento de un árbol adornado macábramente con los cadáveres de aldeanos.
O la secuencia, en travelling lateral, del Rey Leónidas avanzando a lo “Old boy” entre sus enemigos persas, mientras la imagen se ralentiza, se congela, luego avanza rápidamente, mientras de fondo, la música suena igual de rotunda y aplastante. Es el triunfo del espectáculo, de la emoción y del no va más dotando a la novela gráfica de Frank Miller, e hiperbolizándola, con la fuerza e innovación que requería su adaptación en imágenes y sonido.
Además, Snyder ha logrado extraer poesía del horror y la brutalidad que plasma y, al igual que la novela gráfica de Frank Miller, deja muy claro que lo que busca no es el rigor histórico, sinó su inspiración para crear un relato totalmente nuevo. Para ello se sirve de la presencia de personajes y criaturas tan grotescas como fantásticas.

Más 'gore-histórico'.
Ello es correspondido con un conjunto de interpretaciones extraordinarias, especialmente un Gerard Butler que se sale por su carisma, o Lena Headey, como la reina Gorgo, aunando hermosura y carácter.
Y uno se imagina a Snyder disfrutando no como uno, sinó como mil enanos, reconstruyendo el material rodado con los efectos infógraficos, añadiendo todos los decorados y efectos visuales; además de trufar sus imágenes de abundantes toques de ‘gore’, y algun otro, más que comentadísimo, filogay. Una cortesía del rey Persa Jerjes (Rodrigo Santoro), convertido en un ‘travelo’ de dos metros y medio de altura; y algunas de sus bailarinas ‘drag queens’.
Ni el mismísimo Mel Gibson imaginaría que en pocas semanas de diferencia, otro espectáculo puro y duro de aventuras rivalizaría con su “Apocalypto” en cuanto a salpicaduras de sangre y espectáculo de corte gore-histórico. Y mucho menos aprobaría que el rey Leónidas se atreviera a darle la espalda a Jerjer, dejando que éste posase cálidamente sus manos en los hombros mientras le recita un: “No es a mis latigazos a lo que más temen…”. Todo metido entre hombres fornidos y mujeres de pezones grandes.

Cine-sensación.
Claro que también hay imperfecciones. Entre sus diálogos, que resuenan magníficos y grandilocuentes, se escapa alguna réplica de diálogo en plan chistecito fuera de tono (como en el encuentro entre Leónidas y Jerjer); y entre sus escenas, alguna que otra, llamémosla licencia artística, para darle una efectista y fácil resolución a momentos clave (por ejemplo, en la comparecencia de la desesperada reina ante el senado).
Pero son errores perdonables. Así que estaríamos hablando de una obra maestra indiscutible si no fuera por un detalle, y es que las obras maestras acostumbran a hablarnos también del ser humano, y 300” únicamente busca la sensación y el impacto. Una exaltación de la crueldad teñida de heroicismo. Y se revela como un espectáculo prodigioso pero vacío, desprovisto de corazón, cerebro y alma.
Es un formidable carrusel de casi dos horas que nunca llega a aburrir, que refleja a la perfección los postulados de lo que va a ser, o ya es, el cine, de entretenimiento de ahora mismo, y del futuro. Y además, es coherente. En su búsqueda únicamente de la sensación y el impacto, incluso el guión se encarga que todo quede bien fácil de entender, que todo esté convenientemente masticado.
Que 300” va a provocar legiones de seguidores, nadie lo duda; al igual que, por su estética y su forma, va a ser una de las obras más innovadoras, influyentes y representativas de los próximos años. Dando fe que la violencia se ha convertido en el mejor espectáculo, y negocio.

Valoración: ( *** )

(*****) Obra maestra. Disfrute total.
(****) Me ha gustado muchísimo. ¡Una maravilla!

(***) Me ha gustado. Buena película, ¡si señor!
(**) Me ha gustado, pero con reparos.

(*) No me ha gustado, pero tiene sus "cosillas"
(●) No me ha gustado nada, pero si le apetece, usted mism@


31 comentarios:

Rosenrod dijo...

Una poderosa obra de entretenimiento: sin lugar a dudas.

Un saludo!

Himnem dijo...

Gran critica!! me ha encantado la peli, pero...solo ***??

300 es...lo MAXIMO!! Y SNYDER...un Maestro!! pero sinceramente me ha dolido eso de "vacio, desprovisto de corazon, cerebro y alma"...no creo que este vacio, al reves, creo que nos muestra muchisimos sentimientos entre las escenas de violencia como los grandes ideales, honor, amor, dolor, frustracion...TODO xD

Marco Velez dijo...

Estaba esperando tu punto de vista sobre esta pelicula. Todavia no me la he visto, se estrena esta semana en Colombia pero puedo decir que soy un fan de las novelas de Frank Miller (tengo las colecciones de Sin City, 300 y The Dark Knight) y Snyder se ha vuelto un gran punto de referencia de como hacer cine de entretenimiento al principio con Dawn of the Dead (el remake) y ahora con 300. Dare mi opinion cuando la vea este fin de semana pero me parece que le diste una baja calificacion con relacion a lo que dijiste en la critica. Piensalo a ver.

Saludos desde Colombia.

MrBristtow dijo...

Estoy bastante de acuerdo con Himnem...

saludos!

Tamaruca dijo...

Bueno, ya es inevitable que vaya a ver esta película ;)

El jueves espero poder comentar con criterio.

Un saludo.

P.D. A mi blogspot me resulta tan cómodo que me resisto a marcharme. Gracias por tu opinión.

Raquel dijo...

Me han convencido para ir. Y soy un poco dura de mollera eh... A ver que tal.

Alex dijo...

Veo que te puede tu indulgencia. :pp

Mejor te remito a mi blog para evitar vomitar en casa ajena.

Por cierto, en torno a las interpretaciones, te cuento una anécdota real que me confesó un cyberconocido yankee hace apenas dos semanas. Al parecer, Butler gasta un tremebundo acento escocés que le resulta difícil esconder, lo que provocó sonoras carcajadas entre gran parte del público de la sesión a la que asistió mi confidente. Con el paso de los minutos, la guasa desapareció, pero dice poco, en honor del actor de poderosa presencia (bien es cierto), que apenas trabajase ese detalle que para nosotros (aunque veamos la película en V.O.) pasaría desapercibido.

A efectos locales, imagina si Butler hubiese sido doblado por un gaditano de acento cerrado o un gallego de Arousa. Y por favor, no pretendo ofender a nadie, sólo imagina a Leónidas en pleno combate arengando con un:

"Eh pisha, ezos baztardosss ya zon nueztrosss..."

Saludos.

Cineahora dijo...

Rosenrod: ¡Ya ve! En esto estamos totalmente de acuerdo. Impresionante como entretenimiento.

Himnen: Syner es un maestro, sí! Aunque yo me mantengo dividido con "300", y es que por un lado me preocupa la frialdad o la ligereza con que se toma algunos temas, o la facilidad con la que recurre a la violencia, sólo para agradar (que ello ya estaban en las viñetas originales). Pero, por otro lado, resulta fascinante, memorable. Y de ahí a que me quede a medio camino.

Marco Vélez: Yo apuesto a que le va a encantar. No sé si me equivocaré. La calificación que le doy refleja eso, ese punto medio, que me entusiasma en cuanto a forma, pero, ¡ay! con el contenido soy crítico negatívamente. Esperaré también a su opinión.

Mr. Bristow: ¡Un saludo también para usted! Y ya sabe, que aún en puntos bien distintos de la geografía, prácticamente vimos la película a la misma hora.

Tamaruca: Creo que será inevitable que la vea, porque se va a hablar muchíiiisimo de ella. Y en cuanto a wordpress, sí, es más elegante, pero también me resistiría a abandonar este editor, de texto y fotografías, de blogspot.

Raquel: Y créame si le digo que estoy esperando con ganas conocer el punto de vista femenino (como el de usted, u otros) respecto a esta película. Así que, déjese convencer y vaya.

Un abrazo a todos !

Cineahora dijo...

Alex: Acabo de leer su crítica, sobre todo destaco el fragmento correspondiente a "frase lapidaria" y lo que sigue.
Y, como ya sabrá, váyase acostumbrando porque este será el tipo de cine espectáculo y entretenimiento que vendrá.
Coincidimos en muchos aspectos sobre "300", pero por mi parte debo reconocer que me impresionaron algunos momentos. Lástima que todo ello no se vea correspondido por "algo más", aunque esa tampoco fuera la intención ni de Miller ni de Snyder.
Y, por lo que comenta, me parece que Gerard Butler no lo van a nominar al Óscar (con lo que valoran los estadounidenses eso del acento. Por ejemplo, hace años, no nominaron a un espléndido John Malkovich por "Las amistades peligrosas" debido a esta razón).

Un abrazo !

Alex dijo...

Sí, sí... Me temo que tienes razón. La moda de los cómics filmados acaba de comenzar. Aunque la estética que utiliza no se puede llamar precisamente novedosa.

Sólo espero que la nueva entrega de Indy haga recuperar la cordura a la masa y vuelva el cine palomitero de calidad.

Por cierto, a propósito de uno de tus comentarios. No son pocas las obras maestras que apostaron por la acción sin tregua. Entre ellas, sin ir más lejos, la primera y la tercera entrega de la aventuras de Indiana Jones.

Cineahora dijo...

Alex: También soy de los que "En busca del arca perdida" es una obra maestra; y la tercera de la saga, que cita, también me parece extraordinaria.
En su momento, también hubo un parte de la crítica que la acusó de mezclar géneros, de adulterarlos y de copiar otros clásicos en aras de un carrusel sin freno. Pero, ¡y lo bien que nos lo pasamos!
¡Obras maestras!, lo mismo que para una nueva generación supuso, nos guste más o menos, supondrá "300".
Y respecto a la nueva entrega que se anuncia para mayo del año que viene de Indy, me temo que intentaré rebajar mis expectativas, que esto de intentar seguir dando continuidad a los mitos me huele cada vez más a chamusquina.

Himnem dijo...

alex: Yo creo que una pelicula no es su acento, sino la historia que se cuenta, como se cuenta, y el resultado de la historia, que en este caso es MEJOR, IMPOSIBLE!! ahora...que tu...por tal de criticar la peli, la critiques por el acento escoces (que no es ni mejor ni peor que otro) pues...pff

Creo que porque los americanos se rian del acento escoces, ya se sabe como son y lo poco que saben y RESPETAN otras culturas, no significa que nosotros nos vayamos a reir de como hablan los gaditanos y gallegos, porque no creo que nadie que haya ido a ver Mar Adentro se haya reido del acento!!!

Bueno si...alomejor tu! pisha!

Daniel Cid dijo...

A mi me ha encantado. No veo tan mala la parte "mala", ya que no me parece tan vacía de contenido, ni veo tan buena la parte "buena" ya que he visto escenas (en relación a la originalidad en la estética) que me han transportado al mundo de Matrix. Pero me ha encantado porque, si se tiene bien presente que es una película y no un documental de historia, me parece ESPECTACULAR como entrenimiento.

Poco mas tengo que decir. Bueno, si. Que hace poco que descubrí este blog y me estreno en él. Desde ahora, me convertiré en un habitual, ya que el blog me parece de gran calidad, por lo que felicito a su creador. Saludos!!

JohnTrent dijo...

Lo dicho, coincido en gran parte con tu critica y con la de tantos otros por las que ya he comentado en sus respectivos blogs...si es que la ha visto todo el mundo ya!.

Saludos.

AL dijo...

Peliculón, y en muchos momentos comparto tu opinión, pero no me parece que no hable del ser humano y de sus sentimientos. En eso difiero completamente :)

La escena de Leónidas dando la espalda al hipergay Jerjes es un poco de chiste, y más (como bien apuntas) con esa perla de diálogo.

Voy a publicar mi crítica.

Un saludo a todos

Donnie dijo...

Entretenimiento enorme!

SALUDOS!

Cineahora dijo...

Himnem: ¡Mire! han echo que me acuerde de ese acento guiri, y que fue tan comentado, de Viggo Mortensen en "Alatriste".

Daniel Cid: Tal vez sea otra vuelta de tuerca, más perfecta, a la estética y efectos de "Matrix" o(¿Por qué no? a las célebres secuencias de batalla de "Salvar al soldado Ryan). Para mi también ha sido uno de los entretenimientos más contundentes con los que me he topado, aunque le ponga sus pegas, y reticencias en cuanto al contenido. ¡Y gracias por lo del blog!

John Trent: Quizás aún le falte a "medio mundo" verla, pero la verán, la verán.

Al: Entiendo que contiene el peligro de glorificar a la violencia, y la guerra. Pero, por desgracia, la realidad supera (incluso hoy mismo, sea en Iraq, África, o tantos sitios), esto y mucho más.

Donnie: Sinceramente, me parece que, hoy en día, ha logrado el "no va más" en cuanto a entretenimiento.

Un saludo a todos !

laura torre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Florinda Chic dijo...

Reconozco que es una buena película, pero me ha gustado más tu crítica que la cinta, me aburrí pero porque personalmente las batallas me aburren

Marnie dijo...

Todavía no la he visto porque pasaba de mezclarme el primer fin de semana con toda la chusma XD Pero el que viene cae.

Yo fui a ver la historia del rabo de toro de Winterbottom y, aunque no es para tirar cohetes, pasé un rato diver. Además, Steve Coogan me mola.

Cineahora dijo...

Florinda Chic: Si las batallas le aburren, definitivamente, nada de nada, porque, y por impresionantes que sean, cuando empiezan no paran. Aunque hay películas, como "El retorno del rey" (de más de 3 horas), que hasta que no empieza la batalla no arranca el vuelo. ¡ Y gracias por su comentario!

Marnie: Con el furor que está causando "300" no creo que este fin de semana bajen las colas para verla.
La del "rabo de toro" (y es que tampoco me acuerdo de toooodo el título), la veré la próxima semana. Winterbottom experimenta muchísimo, pero la mayoría de veces también me deja algo frío. En cambio, Steve Coogan estaba realmente muy, pero que muy bien en "24 hour party people".

Vincent dijo...

Crítica útil y concisa. ¿Qué opina de la cantidad de personajes deformes que ha añadido Snyder a la historia, por cierto?

Alex dijo...

A ver, Himnem. Mi comentario sobre el acento es anécdotico, que no crítico.

Por otra parte, Ramón Sampedro era gallego. Leónidas, hasta lo que yo sé, no nació a orillas del lago Ness.

Cineahora dijo...

Vincent: Me parece "fantástico", y lo digo en un doble sentido. Por un lado, es genial que Snyder sea fiel a si mismo, y a lo que desea hacer, y creo que esto de poner sea a 'zombis' sea a criaturas bizarras, le va, y mucho. Y, por otro lado, acentúa el hecho que no pretende, ni de lejos, tener rigurosidad histórica.

Álex: Un hecho (anecdótico) que para el público estadounidense, como usted señalaba, no ha pasado inadvertido. O si no, imagínemonos a Javier Bardem/Ramón Sampedro hablando, por ejemplo, con un marcado acento catalán. ¡Para troncharse! Por lo demás, a Gerard Butler, incluso yo lo nominaba al Óscar (y es que está muy carismático!).

Jaumet dijo...

Lo de los acentos es relativo. Ramon Sampedro era gallego y hablaba con acento gallego, así como los abogados que le atendian eran catalanes y hablaban tambien en su lengua. En esa peli cada uno tiene el suyo, y ponerle uno catalan a sampedro no tendria sentido porque todos saben que es galego.
Es normal que se partieran de gerald butler por su acento escoces, y no significa que desprecien las otras culturas, es como si nosotros lo oimos con acento argentino, no pegaría nada con el resto de actores. Pero bueno como nosotros no somos usacas nos da igual eso del acento y lo disfrutamos mas ; )

Cineahora dijo...

Jaumet: ¡Ya ve! El desconocimiento de idiomas, o de los acentos, no siempre conlleva aspectos negativos! A nosotros nos permite disfrutar más de la interpretación de Butler.

Marco Velez dijo...

Hey!! Ya me la vi y debo decir que es Excelente. Lo invito a que lea la reseña en mi pagina (cine.marcovelez.net). Me parecio impresionantemente buena. Zack Snyder sabe adaptar material.

Saludos.

Cineahora dijo...

Marco Velez: sabía que le encantaría. Me paso por su blog.

Otra Chilanga dijo...

Es un placer poder regresar a estas tierras virtuales luego de tanto tiempo de ausencia y encontrar una crítica como ésta.
Creo entender la calificación dividida respecto a "300" porque a mí me sucede algo parecido: en "300" he sido testigo, como dice, del cine del siglo 21, donde el oído y la mirada salen de la sala al final de la proyección más que satisfechos sin llegar a la saturación; música y audio van de la mano de las secuencias de acciones y el trabajo actoral en una sinfonía fílmica que me dejó de una sola pieza y pensando que ésta película debe estar entre otras de mi filmoteca personal. Sin embargo, si bien no coincido del todo en eso del "espectáculo prodigioso pero vacío, desprovisto de corazón, cerebro y alma", comparto la sensación que algo así dejara; intentaré explicarme.
La película me parece una alabanza interesante y no menos discutible a ciertos valores de la sociedad y la cultura occidentales, comenzando por la que me parece es la tesis principal: la dupla libertad-democracia. Pero este discurso esconde, al menos así me lo parece, una justificación que en lo personal poca relación le encuentro con la libertad y la democracias "verdaderas"; esa justificación está en sus propias palabras: dar fe "que la violencia se ha convertido en el mejor espectáculo, y negocio".
En nombre de la libertad y de la democracia de tipo espartano, léase una libertad y una democracia aderezadas de violencia, soberbia, discriminación por la diferente y descalificación de la política en favor de la guerra, la violencia encuentra su mejor justificación: los diferentes, sean estos árabes, musulmanes, africanos... o contrahechos y lesbianas, son los tiranos y cobardes por antonomasia; como los políticos viejos son unos cobardes, además de conservadores, y el político joven es un corrupto, además de traidor: la nobleza está en quien ha soportado, como los militares, las inclemencias del tiempo y las humillaciones de la carrera armamentista; sólo en ellos habita la decencia y el honor, sólo su palabra es palabra verdadera: cruel, pero verdadera.
¿Qué hubiera del mundo sido si aquestos 300 hombres comandados por Leónidas no hubieran desobedecido sus leyes y enfrentado al tirano de piel oscura y costumbres raras? La democracia y la libertad que tenemos en Occidente para seguir incumpliendo nuestras propias leyes y "enfrentar" a los "tiranos" de nuevo cuño no estaría bien vista por CNN o la BBC.
Reconozco que ésta es sólo una lectura; porque también podría uno encontrar que aún el más pequeño, si se decide, puede vencer al más grande cuando éste le invade, y en lugar de hablar de Bush-Leónidas invadiendo Afganistán-Irak-Irán en nombre de su idea de democracia y de libertad, en contrario a las decisiones de sus políticos y el temperamento de sus artistas y pensadores (como los cobardes griegos en "300"), hablaría de un Vietnam-Esparta resistiendo con dignidad (que no soberbia) la invasión del Tío Sam-Jerjes; pero, si somos honestos, esa lectura es más bien un poco forzada.
Por más mención que se haga del amor, la dignidad, la libertad y la democracia; la violencia, pasándose por el arco del triunfo cualquier otro razonamiento (porque cualquier otro que no sea la violencia es una razonamiento equivocado, corrupto y deshonesto), es la gran ley. Entonces, creo, queda ésa sensación de vacío, donde el corazón, el cerebro y el alma faltan... no sé.
Disculpas si me he enredado demasiado y dado muchas vueltas en torno a una misma idea.

Por cierto, he podido ver "La vida de los otros" y entiendo porqué su opinión a que tenía bien merecido el Oscar como mejor película extranjera; opinión que desde ahora comparto enteramente, no sólo porque era el único galardón al que estaba nominado, sino por la calidad y el tema de la película: un filme donde lo que menos falta es, precisamente, el corazón, el cerebro y el alma.

Saludos desde México.

Cineahora dijo...

La otra chilanga: la suya es una de esas interpretaciones que, por muy personales sean, se agradecen, y mucho.
No se puede negar que la Historia de la Humanidad está hecha a base de sangre y fuego; y la actualidad no es ninguna excepción, sea en Iraq o sea en el plano, digamos, económico, con las grandes corporaciones y los que controlan el dinero liquidando a todo aquel que se pone a su paso.
Y aunque el espectáculo que ofrece la película sea, eso, grandioso, y abrirá nuevas influencias en el cine de consumo, ojalá la mayoría de espectadores supieran también, reflexionar, como usted, u otros, sobre lo que han visto, porque me temo que se van a quedar en la forma, y en los aspectos más superciales.
Y por supuesto, "300" es totalmente coherente con su contenido, la de la exaltación de ese puñado de militares, y héroes, donde los políticos (y me encanta esa observación suya), o son unos viejos conservadores y cobardes o son unos jóvenes traicioneros y arribistas.
La verdad es que la visión de "300" me dejó totalmente dividido: entre esa fuerza arrolladora de sus imágenes y contenido; y lo que (desearía) que nos contara, tal vez de otra manera.
Y me alegra que "La vida de los otros" le haya gustado. Sobre todo teniendo en cuenta que usted puede vivir en una situación similar. Y me explico, la de alguien que también está en el mundo del teatro y que también vive los problemas de la represión e injusticias actívamente.

Un abrazo, y gracias de nuevo por pasarse por aquí !

Otra Chilanga dijo...

Siempre será un placer pasar por aquí; gracias también a usted por sus vueltas a La otra chilanga.

Saludos desde México.